María Valiente (i) y Miren Echeveste. / Podemos Irun

La representante, concejal y secretaria general de Podemos Ahal Dugu Irun, Miren Etxebeste, y la coordinadora de Gipuzkoa y portavoz del grupo juntero en Gipuzkoa, María Valiente, en rueda de prensa celebrada esta mañana en Irun, expresaron su total desacuerdo con la actuación del PNV y el PSE respecto del proyecto Zaldunborda. Abrió la rueda de prensa Miren Etxebeste, que aseguró que “aquí estamos de nuevo para denunciar las acciones que la empresa Higertoki SL, con el apoyo del equipo de gobierno de Hondarribia, ya ha llevado a cabo en Zaldunborda y para reivindicar la paralización del megaproyecto Outlet Village que pretende desarrollar. De hecho, manteniendo la aprobación inicial del Plan Parcial en el mes de octubre, la citada empresa ha comenzado a acondicionar los terrenos del Alto de Zaldunborda, destruyendo para ello todos los árboles y plantas y amenazando el corredor Jaizkibel-Aiako Harria. Vuelvo a insistir en que Zaldunborda Gaina debería integrarse en la red Natura 2000, así lo han reivindicado reiteradamente los grupos ecologistas, y desde el Gobierno no hacen caso; quién sabe por qué; que cada uno haga sus reflexiones”.

“En cualquier caso, queremos poner sobre la mesa que tanto el PNV como el PSE han manifestado contradicciones tremendas en sus declaraciones institucionales. Por un lado, reconocen la necesidad de apoyar el comercio minorista y destinar más subvenciones a este fin; reconocen que los principales rivales del comercio minorista son las ventas online y los grandes centros comerciales (porque así lo indican todos los estudios); por otro lado, se muestran contrarios a la suspensión de este proyecto comercial respecto al espacio que se pretende realizar en Zaldunborda”.

A continuación María Valiente denunció que “lo sustancial del problema generado por la aprobación del macrooutlet de Zaldunborda en Hondarribia, es que PNV y PSE siguen mareando la perdíz tanto en JJGG como en el Ayuntamiento de Hondarribia, sin aceptar la resolución de una mayoría de vascos expresada en el Parlamento Vasco. Por otra parte, sabemos que los comerciantes de la comarca, también de Navarra e Iparralde, así como la Federación Mercantil de Gipuzkoa, les han pedido que intercedan ante el gobierno municipal de Hondarribia para que desistan de su proyecto. ¿Van a hacerlo? ¿Les van a apoyar en su demanda? Nosotras estamos aquí para reivindicar sus peticiones y no vamos a parar hasta conseguir que se acceda a las mismas”.

“Si los informes medioambientales, las peticiones de los comerciantes, de los ciudadanos, las resoluciones del Parlamento Vasco, no les son suficientes a quienes tienen facultad suficiente de parar esto, tengo que advertirles que nos tendrán enfrente y sin descanso, porque en este caso nos estamos jugando sobre todo un modelo de sociedad que puede desaparecer con la desaparición del comercio local y el persistente maltrato medioambiental”, concluyó Valiente.

Las dos representantes de Podemos Ahal Dugu terminaban señalando que «nos gustaría recordar tanto al PNV como al PSE que de nada sirve que defiendan el pequeño comercio por un lado, si luego van a ponerle la alfombra roja a uno de sus mayores enemigos: las grandes superficies. Además, quiero hacer hincapié en que este tipo de espacios destruyen el doble de empleos que los que crean; y las consecuencias del proyecto de Zaldunborda van más allá de la comarca del Bidasoa, afectando a todo el territorio».