Igone Virto y Sergio Corchón, atendiendo a los medios de comunicación. / Ayuntamiento de Irun

El delegado de Bienestar Social del Ayuntamiento de Irun, Sergio Corchón, acompañado por la directora del área Igone Virto, ha presentado las líneas generales de la propuesta del nuevo Servicio de Atención a Domicilio.

«Desde el área de Bienestar Social llevamos meses estudiando las distintas opciones que tenemos sobre la mesa para mejorar un recurso que entendemos es fundamental en la atención de las personas más vulnerables de la ciudad. Irun fue una ciudad pionera en la implantación de este servicio y quiere seguir siendo referencia con un nuevo modelo, más reforzado y capacitado para cubrir nuevas necesidades y demandas de la ciudadanía”, valoraba Sergio Corchón.

El delegado recordaba que el Servicio de Atención Domiciliaria (SAD) es un servicio que está dirigido a personas que tengan dificultades para valerse por sí mismas. Consiste en la realización de tareas domésticas o de cuidado personal y acompañamiento con el fin de mejorar la calidad de vida en el hogar. “Con un nuevo reglamento, queremos introducir novedades importantes y dotar de más actividades de asistencia para potenciar este servicio, mejorar su competitividad en el mercado y sobre todo, cubrir un abanico más amplio en las necesidades que puedan tener las personas más vulnerables en la ciudad”.

En detalle, el nuevo SAD camina hacia el aumento de situaciones en las que se puede asistir a las personas usuarias del servicio. Por ejemplo, surge un mecanismo de atención de urgencia, pensado para personas que por circunstancias excepcionales como un alta hospitalaria por ejemplo, requieran de un apoyo inmediato sin que sea necesario activar los trámites necesario que dan acceso a este servicio. El reglamento elaborado plantea asimismo “la modalidad de respiro”, dirigido específicamente para los familiares o personas cercanas a los usuarios que por situaciones concretas tengan dificultades para atender a sus allegados, como por ejemplo ingresos hospitalarios en la familia, vacaciones, etc.

Además, se contempla cubrir otras asistencias como acompañamientos fuera del hogar, como por ejemplo a locales para personas mayores, gestiones administrativos, o visitas al médico. “Es otro elemento válido que nos permitirá combatir mejor el riesgo de mayores vulnerabilidades o aislamiento social de personas de nuestra ciudad”, apuntaba Corchón. Asimismo el nuevo SAD incluye servicios que antes no estaban previstos como la vigilancia y supervisión en horario nocturno para aquellas personas usuarias que lo necesiten, algo que muy poco extendido en los ayuntamientos de la CAPV. Entre las novedades, Sergio Corchón quería también resaltar que “el nuevo SAD se abre a otros colectivos, no sólo personas mayores. Por ejemplo, podrán acceder al SAD familias con menores en situación de vulnerabilidad, personas con algún tipo de discapacidad, ciudadanos/as en situación de riesgo de aislamiento social».

“En definitiva, el ayuntamiento quiere apostar por un nuevo modelo que deje atrás los obstáculos con los que se había encontrado el SAD y entre en una nueva fase en la que tengamos un servicio mejorado, flexible y más cercano a las personas de Irun que más lo necesitan. Quiere ser un servicio también más competitivo en el mercado, y que represente una mejora laboral para las trabajadoras pudiendo así aumentar el número de horas”, añadía Sergio Corchón. En cuanto a las tarifas, y atendiendo la nueva financiación adoptada con la Diputación Foral de Gipuzkoa, se plantea a su vez una reducción en sus diferentes tramos.

En contacto con las trabajadoras

Desde el área de Bienestar Social se destacaba que “durante todo este proceso de 8-10 meses hemos mantenido un diálogo abierto y constante, tanto con las trabajadoras como con la parte sindical, para informarles de la situación y de los avances que se iban produciendo”. Asimismo, esta nueva propuesta ya se ha compartido con el resto de grupos políticos y se ha presentado en la comisión de Bienestar Social, donde están representadas entidades sociales de la ciudad.

Cabe señalar además que a lo largo de todo este proceso el área de Bienestar Social ha contado con dos profesionales con amplia experiencia en esta materia para hacer todo este trabajo.

El siguiente paso es someter a debate y aprobación tanto el reglamento como los pliegos de adjudicación del nuevo Servicio de Atención a Domicilio en el próximo pleno del mes de julio.