Eunate Encinas (i) y Rebeca González. / Ayuntamiento de Irun

Con el término del mes de septiembre se cerró el plazo de solicitudes de las ayudas a las familias y al comercio de Irun para la compra de material escolar recogidas en el programa Erosi eta Ikasi, que comenzó el pasado 2 de julio dentro de su sexta edición.

«Como en veranos anteriores, la respuesta de la ciudadanía ha sido muy importante y se ha traducido en 1.615 solicitudes que incluyen a 2.291 alumnos y alumnas de la ciudad de los niveles de Educación Primaria y de Educación Secundaria Obligatoria (Enseñanza Obligatoria). Esta cifra vuelve a demostrar que es una iniciativa positiva que encuentra siempre una buena respuesta por parte de la ciudadanía», ha informado la delegada, Rebeca González. Si bien se ha registrado un centenar menos de solicitudes, hay que tener en cuenta que el número de alumnos/as ha descendido respecto al curso anterior.

«Desde el primer momento de la convocatoria, el servicio de Educación trabaja intensamente para resolverla en el plazo de tiempo más breve posible. En este sentido en pocos días se van a remitir un número importante de notificaciones, bien solicitando documentación complementaria, bien solicitando la entrega de facturas, como está previsto en la propia convocatoria», informan desde el área.

Cabe recordar que en función de los ingresos de la Unidad Familiar las ayudas podrán ser de 50, 75 o 100 euros por alumno, siempre que no se supere el nivel de ingresos de 50.000 euros brutos por Unidad Convivencial, además de cumplir el resto de requisitos de la convocatoria.