El proyecto se presentó en el barrio. / Ayuntamiento de Irun

Casi un centenar de vecinos se dieron cita este pasado jueves por la tarde en la Asociación de Vecinos del barrio de Anaka para asistir a la presentación del proyecto de reurbanización del entorno de las villas. Responsables del área de Obras y de Participación Ciudadana dieron a conocer las líneas generales de la actuación y anotaron las primeras aportaciones de los vecinos; asimismo se informó del proceso abierto ahora para recoger aportaciones vía internet.

La delegada, Cristina Laborda, explicó que «la reurbanización de este entorno es una cuestión pendiente y queremos realizar una inversión importante. Se plantea una actuación integral con zonas más amables para todo el vecindario a través de medidas que contribuyan a mayor accesibilidad, renovando también todas las redes de abastecimiento, electricidad y telefonía además de sustituir el arbolado y el alumbrado. Todo ello sin descuidar los rasgos históricos que han definido el barrio y este entorno en concreto».

Antecedentes El ámbito de actuación lo compone la zona de villas del barrio de Anaka, construidas junto con su urbanización a principios del siglo XX, entre los años 1925 y 1936, con ayudas oficiales o prestamos de bajo interés con la intención de ser utilizadas por la clase obrera.

La urbanización se realizó al mismo tiempo atendiendo a las necesidades de aquella época. Desde entonces hasta la actualidad la urbanización ha sufrido pequeñas renovaciones principalmente en lo referente a las infraestructuras y pavimentos, pero sin cambiar secciones tipo y anchuras.

En general, las calles disponen un vial central de circulación para vehículos, con aparcamiento a uno de los lados del vial, y aceras muy estrechas a ambos lados de la calle con elementos que interrumpen el paso, principalmente arboles, señales y farolas que reducen aún más la anchura de paso de peatones.

Descripción de la actuación

Las líneas generales del proyecto dibujan para la zona introducir una plataforma única que deje al mismo nivel calzada y acera, diferenciándolo por colores. Se trabaja con el criterio de crear zonas más amables para los vecinos habilitando aceras más anchas y sustituyendo todo el arbolado, que actualmente muestra un estado de deterioro. Además se pretenden renovar las infraestructuras que lo requieran y enterrar las líneas aéreas, además de instalar un nuevo alumbrado (LED) atendiendo a criterios de sostenibilidad y ahorro energético.

Otro elemento significativo es la propuesta de convertir la rotonda en la plaza Florencio Iracheta en una zona de estancia con elementos que podrían ser desde aparatos de gimansia para personas mayores hasta una pequeña pérgola.

La estimación presupuestaria de toda esta actuación, sobre una superficie que alcanza 20.000 metros cuadrados, es de aproximadamente 5 millones de euros.

Participación

Tras la presentación de las primeras líneas, el área de Participación Ciudadana ha abierto en la web municipal un espacio donde se puede consultar la presentación del proyecto. Hasta el 23 de febrero todas las personas interesadas pueden hacer llegar sus aportaciones. Una vez finalizado este periodo, y analizadas todas las opiniones, está previsto que el proyecto vuelva al barrio para compartirlo con vecinos de Anaka.