Habrá proceso de participación tras el verano. / Ayuntamiento de Irun

El alcalde de Irun, José Antonio Santano, ha explicado esta mañana en rueda de prensa el planteamiento de abrir a la participación ciudadana el futuro del ámbito que hasta hace muy poco ocupaba la subestación eléctrica de Larreaundi. Con la instalación desmantelada, actualmente Iberdrola está ejecutando los trabajos de descontaminación de suelos, una fase que está previsto finalizar después del verano.

«Tenemos la voluntad de desarrollar todo este ámbito, que incluye las parcelas de la subestación y la antigua guardería, como un espacio libre y queremos escuchar para ello las opiniones de los vecinos. Sobre la base de un primer planteamiento del Ayuntamiento de Irun, nos gustaría que este proceso se iniciara después del verano», señalaba Santano.

El primer edil destacaba que los presupuestos reservan para este año una cantidad de 32.000 euros para encargar la redacción del proyecto. En los posibles usos que se barajan se encuentran espacios verdes, zonas de estancia, juegos infantiles, o algún uso social; «estamos abiertos a las opiniones de los vecinos», apuntaba Santano.

Esta iniciativa comienza una vez se ha completado el traslado por parte de Iberdrola de la subestación a los terrenos de Txenperenea. El primer edil recordaba para ello las fechas más destacadas de todo este proceso. Tras la firma del convenio entre Ayuntamiento de Irun e Iberdrola en 2011, el ayuntamiento acometió el proyecto de vial necesario para conectar por carretera la nueva subestación. A continuación llegaron los trabajos de traslado, iniciados en 2015. Con la nueva instalación ya en funcionamiento en 2016 comenzó el desmontaje de la subestación de la calle Txumi Erreka.