Ayuntamiento de Irun. / Oihana Sánchez

Ayer por la noche se entregaba en dependencias de la policía local una mujer acusada de un delito de lesiones graves. Los hechos tuvieron lugar en la madrugada del sábado al domingo en la calle, cuando en el transcurso de una discusión entre dos mujeres una de ellas hirió con una botella rota a la otra causando a la otra persona lesiones graves en la cara que obligaron a trasladar a la víctima al Hospital Donostia.

En cuanto la policía local tuvo conocimiento esa misma noche de los hechos inició una minuciosa investigación para identificar y tratar de localizar a la presunta agresora. Durante las últimas horas la policía local entró en contacto con los allegados de esta persona e intensificó sus labores de investigación, fruto de los cuales la presunta agresora decidió finalmente entregarse en dependencias policiales.

Está previsto que este miércoles pase a disposición judicial. Está acusada de un delito de lesiones graves.