El gobierno municipal seguirá arreglando caminos rurales de la localidad. / Ayuntamiento de Irun

La delegada de Obras, Cristina Laborda, ha visitado algunos de los trabajos que a lo largo de año pasado se acometieron en caminos rurales de la ciudad y ha anunciado una nueva campaña para el 2022.

«Son obras seguramente menos visibles que otras que se ejecutan en la ciudad, pero que consideramos igualmente importantes porque están dirigidas a mejorar accesos de caseríos y a crear caminos más transitables para los muchos iruneses/as que, sobre todo en días de buen tiempo, pasean por ellos disfrutando del Irun más rural», señalaba Cristina Laborda.

El bloque de trabajos del año pasado sumó 73.785,80 euros y se destinaron en reparar tramos de caminos que se encontraban deteriorados en los barrios de Lapice, Olaberria y Meaka. En detalle, el proyecto incluyó en primer lugar arreglar un tramo de 20-30 metros de longitud en Lapice, concretamente en el camino de Altamira hacia el caserio Azpilikueta; en Olaberria por su parte, la actuación comprendió cerca de 100 metros de longitud del camino de Meakar. Y por último, se modificó un tramo en el barrio de Meaka, concretamente poco más de 100 metros de longitud del camino Makatzaga en los accesos al caserio Burutarán.

Las tareas en todos estos puntos se centraron en mejorar la accesibilidad y los desplazamientos arreglando el terreno de hormigón de los caminos. Alguno de los puntos seleccionados no tiene hormigón y por eso el proyecto incluyó en la reparación la instalación de este tipo de superficie. La empresa encargada de estos trabajos fue Mikel Telletxea Juanena.

Cerca de un millón

Estos trabajos dan continuidad a las mejoras ejecutados durante estos últimos años. En cifras, y sumando actuaciones de otros ejercicio, desde 2015 hasta 2021 se han invertido casi un millón en varias actuaciones a lo largo caminos rurales de mucho tránsito, como Etxeberri, Oiakinta, y los accesos al caserío Zamora y los hornos de Irugurutzeta.

De cara a este 2022, desde el área de Obras han informado que tiene en cartera una nueva campaña. Los tramos a reparar son los siguientes:

1) Camino Altamira en Lapice: Concretamente el proyecto plantea la reparación de un tramo de 270m aproximadamente, tramo situado entre los caseríos de Abelenea y Elordi. Este tramo se encuentra en un estado muy deteriorado, erosionado y agrietado.

2) Camino Meakar en Olaberria: Parte de este camino ya fue renovado recientemente y ahora se acometerá las mejoras en zonas con un grado de deterioro menor. Serán reparaciones de otros 240m que parten desde el cruce hacia el caserío Aingeruenea en sentido ascendente. Este tramo se encuentra en la actualidad en un estado muy deteriorado, agrietado en muchos de los puntos y con escasa capacidad drenante.

El presupuesto para estas actuaciones ronda los 100.000 euros y recoge una enmienda introducida por Irungo EH Bildu.