CBA. / Oihana Sánchez

Sí se Puede Irun habla de «postureo» del gobierno municipal a cuenta de la información acerca de la segunda fase del CBA remitida ayer a los medios de comunicación. La formación morada, en la nota que ha remitido a los medios de comunicación, comienza señalando que «ayer mantuvimos una reunión con el área de Cultura para hablar de la enmienda que presentamos en los presupuestos del año pasado, relativa al desarrollo de la segunda fase del CBA. Nuestra propuesta iba encaminada a un Gaztegune, que sirviera de espacio de referencia para los jóvenes». Según SPI, «»más allá de explicarnos que estaban pensando en una división de espacios, haciendo de estos lugares diáfanos y polivalentes, que habían mantenido reuniones con juventud, con la biblioteca y pensaban ahora hacerlo con el departamento de obras, no vimos desarrollada nuestra enmienda». La formación continúa señalando que «a falta de un par de meses para hablar del nuevo presupuesto, lo que ayer se nos presentó fue el inicio del inicio del proyecto. Nosotros en la enmienda planteamos el desarrollo a lo largo del año de un proyecto que marcara contenidos y usos, así como definición de espacios. Por ahora, no se ha hecho nada. Salvo empezar a darle vueltas, lo cual agradecemos».

Sí se Puede Irun cree que el hecho de «que no hayan mostrado demasiado interés desde la aprobación del presupuesto por este proyecto, pero ahora pretenden hacerlo suyo, nos lleva a sospechar que la propuesta incluida en la modificación de créditos alternativa les ha puesto nerviosos. Han visto que este proyecto empezaba a impulsarse, pero no por ellos, y han decidido empezar con pequeños pasos. Eso sí, lo venderán a bombo y platillo. Como les encanta hacer. Puro postureo».

La formación termina asegurando «que dentro de poco les veremos también enarbolando el resto de las propuestas que hicimos en la modificación de créditos».