Muriel Larrea, en la plazoleta del Juncal. / Martín Tellechea

Muriel Larrea Laso asume el reto de encabezar la candidatura popular a la alcaldía de Irun en uno de los peores momentos para la formación en Euskadi. Concejala desde 2011, buscará consolidar un espacio de centro-derecha constitucionalista en la ciudad, en unas elecciones en las que las que habrá que medir la consolidación de Ciudadanos tras presentarse a las municipales de 2015 y también cómo le afecta a nivel local al Partido Popular la irrupción de Vox.

– Las elecciones municipales llegan apenas un mes después de las Elecciones Generales, en las que el PP ha obtenido los peores resultados de su historia en Euskadi. Esto se ha traducido también en una bajada de votos en Irun. ¿Cómo intentará Muriel Larrea revertir esta situación?

Yo no hago la misma lectura en lo que respecta a Irun. Aquí en las anteriores elecciones municipales, las de 2015, obtuvimos los mismos votos que en estas Elecciones Generales. Lo que vamos a hacer para mejorar ese escenario es recuperar lo que siempre ha sido la política municipal, que a diferencia de la política nacional, se centra en las personas. Es muy importante que los iruneses confien en mí y en mi equipo. Somos un grupo de personas que confluimos en un mismo punto: la política de hoy necesita que los ciudadanos vuelvan a confiar en los políticos. Quiero que la gente sepa que pisamos el mismo suelo y que vivimos los mismos problemas que ellos. Que nos afecta el tráfico, la seguridad, etc.

– En las municipales de 2015 la irrupción de Ciudadanos, que obtuvo 1042 votos, restó fuerza al Partido Popular, que bajó de 5 a 2 escaños en aquellas elecciones. En esta ocasión Vox también peleará por obtener representación municipal. ¿Qué lectura hace del tablero político?

Está claro que nos han quitado electores, pero la gente tiene que tener muy claro cuáles son las competencias de un ayuntamiento, y que la moderación, la transparencia y la responsabilidad son pilares a seguir por nuestro grupo en el Ayuntamiento de Irun. No vamos a desatar guerras que no podemos apagar con los medios de un ayuntamiento y vamos a trabajar para que las administraciones más alejadas de los ciudadanos cumplan con Irun sus deberes. Por ejemplo, vamos a luchar porque el Gobierno Vasco invierta en VPO de alquiler en Irun.

– Le tocó presidir la comisión de investigación en torno al caso Korrokoitz. Recuerdo que cuando presentó las conclusiones señaló ante la prensa que le había dado la sensación de estar ante una guerra de relatos. ¿Lo sigue pensando?

Por supuesto.

– Los últimos meses del mandato han estado polarizados por un gobierno municipal que está en minoría y tres formaciones de la oposición que suman mayoría y consiguen aprobar asuntos en pleno que, sin embargo, luego el gobierno no lleva adelante…

Lo correcto es que el equipo de gobierno acate las decisiones del pleno. Pero las mociones no obligan. Lo que tendrían que haber hecho era una moción de censura y llegar a acuerdos para gobernar, pero no se pusieron de acuerdo. Yo vi los movimientos desde la barrera, preferí seguir la misma línea de siempre siguiendo con mi trabajo en pro de los ciudadanos, quedándome alejada de las riñas no productivas.

– ¿Cuáles son los temas que para el Partido Popular son imprescindibles abordar en esta campaña electoral?

Es imprescindible revitalizar el comercio, porque es el motor de la ciudad, para crear nuevos puestos de trabajo y así bajar el porcentaje de paro en Irun, que es del 11,6%. Tenemos que repensar el modelo de ciudad, no podemos hablar de ciudad amable sin coches por el centro, cuando el comercio necesita ser accesible de todas las maneras posibles, esto es, tráfico y aparcamiento. Vamos a abordar el problema de la seguridad en Irun. Somos una ciudad de frontera con sus pros y sus contras. Debemos mandar el mensaje de una ciudad plural, donde es posible disfrutar de las calles a todas horas si se respetan las normas de convivencia, y para vigilar que esto suceda así, favoreceremos una policía municipal de proximidad, con presencia real en las calles y barrios de Irun. Crearemos más plazas de policía para cubrir toda la ciudad.

Otro de los asuntos de los cuales nos vamos a cupar es el tema de la vivienda. Apostamos por negociar con el Gobierno Vasco para que se construyan más viviendas de alquiler social en Irun. Además creemos que es necesario ampliar la oferta cultural de la ciudad, para llegar a todos los públicos y a todos los gustos en los dos idiomas de la CAPV.

– Recupera usted para la política a Iñigo Manrique Cía, con una larga trayectoria en las Juntas Generales de Gipuzkoa…

Es de la casa, experiencia toda y porque nunca hemos trabajado juntos. Quería a Iñigo a mi lado. Con su «savoir faire», estoy convencida de que va a aportar mucho en estos próximos 4 años. Un irunés más, que encaja bien en nuestro proyecto de ciudad.

– Cuál sería un buen resultado para el Partido Popular el próximo 26 de mayo?

Aquel del que nadie se arrepienta el día 27 por no habernos votado.