Coches aparcados en Hondarribia. / Abotsanitz

Abotsanitz pedirá la puesta en marcha de un estudio de impacto por la pérdida de aparcamientos. El problema de la falta de aparcamiento no es un tema nuevo para los hondarribiarras. Aunque en invierno también hay problemas, en época estival el problema adquiere otra dimensión “y este año es más evidente que nunca”. Las variables que influyen en este fenómeno son el aumento imparable de visitantes por el “éxito” de las campañas turísticas y la «Campaña de asfaltado» puesta en marcha.

El objetivo de este proyecto es “garantizar una movilidad más justa, sostenible y segura para el municipio independientemente del medio de transporte utilizado”. Abotsanitz comparte este espíritu porque la mayoría de las medidas se recogen en el plan de Movilidad y se suma al modelo de ciudad sostenible del futuro.

Abotsanitz no se opone a las medidas, pero sí a los criterios de priorización y al orden de elección de las acciones contempladas en el plan de movilidad. Hemos perdido muchos aparcamientos sin recibir ningún tipo de alternativa. Esta mala planificación ha complicado mucho el día a día de los vecinos: repercute en la calidad de vida, genera estrés y entre la población el cansancio y la indignación son evidentes.

En marzo, en la comisión en la que se trató este tema, manifestamos nuestra sorpresa por las fechas de las obras. En aquella comisión, además, expresamos nuestra preocupación por los problemas de aparcamiento que pudiera tener la población. Por ello, solicitamos que se consolidaran los aparcamientos diferenciados para los vecinos antes del inicio de las obras, pero no lo contemplaron como es habitual.

Abotsanitz solicitará la realización de un estudio del impacto de esta pérdida de aparcamiento, adaptado a la realidad actual. “El estudio de los aparcamientos que se realizó en 2020 ha quedado obsoleto ya que tenemos una nueva situación urbanística y ahora que estamos trabajando en el nuevo plan general es más necesario que nunca trabajar con información actualizada”.