Borja Olazabal, delegado de Movilidad. / Ayuntamiento de Irun

El delegado de Movilidad, Borja Olazabal, ha informado este martes de las líneas generales del nuevo contrato para el estacionamiento OTA y el parking de Pío XII. La Junta Local de Gobierno aprobaba a finales de enero sacar a concurso el nuevo contrato con la previsión de que, una vez se adjudique, pueda entrar en vigor a lo largo del próximo mes de abril.

«Con el nuevo PMUS en el horizonte, que tendrá lógicamente que atender también las cuestiones relacionadas con el aparcamiento en la ciudad, ponemos en marcha el proceso para contar con un nuevo contrato de la OTA, elemento fundamental que ha ido solucionando problemas que los anteriores planes de Movilidad habían detectado. No hay que olvidar que la OTA es un sistema que responde a dos objetivos claros: facilitar el aparcamiento al residente del barrio y favorecer el estacionamiento en rotación, principalmente en zonas comerciales y hosteleras», recordaba el delegado.

El nuevo contrato sigue el esquema del actual, si bien la duración será más corta, de dos años con posibilidad de una prórroga de un año hasta un máximo de tres años de contrato. El presupuesto máximo anual es de 1.836.353 euros. Cabe señalar que en paralelo a este contrato, se trabaja ya en un estudio sobre la remunicipalización de este servicio, fruto de una enmienda de Elkarrekin Podemos-Ezker Anitza IU.

Entre las líneas principales del contrato, se mantienen las cuatro tipologías de las plazas reguladas:

Zona azul: especializada en estancias cortas con una duración máxima de 2 horas que se aplicarán en sectores urbanos funcionalmente terciarios.
Zona verde: con una duración máxima de 4,5 horas con lo que se da respuesta a la demanda laboral en espacios periféricos a las áreas laborales.
Zona roja: zona de estacionamiento gratuita, con un tiempo máximo de estacionamiento de 15 minutos y limitación de obtención de un nuevo ticket gratuito a 3 horas.
Zona de residentes (Blancas): zona de estacionamiento exclusivas para los residentes de la zona donde se encuentra.

El número de plazas una vez establecido este nuevo contrato será de un total de 5.544 plazas: 1.418 plazas azules, 3.957 plazas verdes, y 23 plazas rojas. En el caso de las plazas blancas para residentes podrían llegar a ser hasta 146. «Desde los últimos años venimos reservando en cada contrato un porcentaje de plazas reservadas para residentes y en este caso podríamos si fuera necesario ampliar el número de plazas hablando con los barrios y las zonas con más necesidades si llegara el caso», explicaba Borja Olazabal.

Belaskoenea y Arbes-Palmera

Las principales novedades residen en las nuevas zonas que se incorporan al sistema OTA: Belaskoenea y Arbes-Palmera Montero, decisiones que se han compartido previamente con las asociaciones de vecinos. El caso de Belaskonea es singular porque parte del barrio hasta ahora ya se encontraba dentro del sistema (zona 4 junto a Pío XII), si bien no al completo. Tras realizarse un estudio en 2020 que determinaba una alta ocupación, el nuevo contrato completa con una nueva zona, la 13, cubriendo todo el barrio, hasta la calle Burniola y Lavanderas. Se trata de una petición de la Asociación de Vecinos de Belaskoenea con el objetivo de cubrir las necesidades de déficit de aparcamiento en la zona no regulada.

Las calles que se incluyen en esta zona son las siguientes (a partir de la calle José Egino): Aduana, Alberto Larzabal, Alhóndiga, Arkale, Armeros, Arturo Campion, Balleneros, Curtidores, Gabarrari, Mosqueteros, Navegantes, Nekazari y Ferrones.

En el caso de Arbes-Palmera Montero, se han tenido en cuenta los resultados de los distintos estudios que se han ido realizando desde 2017 y que fueron presentados al barrio a finales de 2018. Entre las conclusiones de estos trabajos, se observó una alta ocupación de las plazas de estacionamiento en estas zonas: entre semana un 80%-90% llegando al 99% de noche.El fin de semana por su parte los sábados variaba la ocupación a lo largo del día entre 80% y el 97% y los domingos la ocupación no varía apenas del 91% en todo el día. Ademáseste análisis detectó las matrículas lo que permitía conocer el origen del vehículo aparcado determinando que entre semana aproximadamenteun tercio de los coches aparcados por la mañana eran del barrio, otro tercio residente de otras zonas de Irun y otro tercio directamente de fuera de la ciudad. Por las tardes las cifras son parecidas y por la noche el dato de los coches del barrio llegaba hasta la mitad mientras que el 20% es de otras zonas de Irun y casi el 30% restante es un coche de fuera de Irun. Así, en torno a la mitad de los coches son residentes mientras que el resto o son de otras zonas de Irun o son de fuera de la ciudad.El análisis también determinó un aspecto relevante:la rotación de los vehículos. Entre semana hasta un 21% de los vehículos no se mueve en todo el día, mientras que durante el fin de semana ese dato asciende hasta más del 30%.

Las calles que se incluyen en esta zona son las siguientes (siempre a partir de la avda. Navarra): Alzukaitz, Antonio Valverde, Arbesko Errota, Bertsolari Uztapide, Casto Cantero, Dumboa, Enkantia, Erlaitz, Ermita, Esteban Pérez de Yerobi, José Antonio Loidi Bizkarrondo, Juan Luis Seisdedos, Juan Thalamas Labandibar, Juan Vollmer, Meazuri, avda. Navarra, parking trasero Arbesko Errota, Ricardo Alberdi, Uranzu.

El delegado de Movilidad recordaba que en paralelo a la OTA, el Ayuntamiento también atiende las cuestiones relacionada con el aparcamiento en esta zona de la ciudad creando más plazas en superficie, allí donde sea posible. «Sabemos que esta zona de la ciudad ha crecido mucho en los últimos años», señalaba Borja Olazabal, quien ponía como ejemplo la obra de ampliación del parking de Bienabe Artía y el proyecto a futuro del parking de Belartza, muy próximo a Palmera Montero.