El cursillo tendrá lugar en el colegio Eguzkitza. / Ayuntamiento de Irun

El delegado de Movilidad, Borja Olazabal, ha participado en la presentación de una iniciativa que pone en marcha la asociación Balazta Elkartea para promover el uso de la bicicleta entre las mujeres. Concretamente se trata de unas sesiones para aprender a andar en bicicleta que se desarrollarán en el colegio Eguzkitza de Irun. Los detalles de este curso se han ofrecido en una rueda de prensa que ha tenido lugar en el local que el Ayuntamiento tiene cedida a la asociación para el desarrollo de su actividad, en el barrio de Larreaundi.

La duración del cursillo será de 8 horas, durante los días 2, 3, 4 y 5 de mayo en horario comprendido entre las 17:30 y 19:30. Las plazas estarán limitadas y se respetará el orden de inscripción (máximo 20 mujeres). Sólo podrán participar mujeres mayores de edad. La inscripción para los participantes es gratuita y se realizarán a través del SAC llamando al 010. La actividad cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Irun y de la Diputación Foral de Gipuzkoa.

El delegado Borja Olazabal agradecía la iniciativa de Balazta, «en un paso más por promover la movilidad ciclista en la ciudad. Actividades como estas contribuyen a ir avanzando juntos/as fomentando el uso de la bicicleta en la ciudad, además enseñando desde el principio las buenas prácticas para ganar en seguridad».

Metodología

Siendo el objetivo principal crear nuevas usuarias de la bicicleta, es primordial que tras el cursillo se sientan seguras encima de la misma y disfruten con ello. El cursillo tiene establecida una progresión genérica pero siempre adaptándose en todo momento a las necesidades y ritmo de cada cursillista.

El ratio será de 1/5 (un monitor para cada 5 participantes). Se fomentará el trabajo en equipo y la ayuda mutua, de modo que al finalizar el cursillo se creen los lazos necesarios para que sigan juntándose en el futuro para avanzar en el dominio y uso de la bicicleta. Se recomienda que cada participante lleve la bicicleta que pretende seguir utilizando tras el curso, si es que la tiene.

Igualmente es recomendable llevar su casco personal. La organización facilitará bicicletas y cascos a las participantes que no las tengan. En todo momento prima la seguridad y se impondrán unas reglas de obligado cumplimiento; uso del casco, no exceder las áreas destinadas al cursillo, etc.