Millan, Mancisidor, Santano y Olazabal, en el anexo de Gal. / Ayuntamiento de Irun

El alcalde de Irun, José Antonio Santano, ha acompañado al diputado de Deportes de Gipuzkoa, Harkaitz Millan, en su visita a Irun para conocer de primera mano el resultado de las obras de renovación del césped artificial y alumbrado del campo anexo del Stadium Gal. Junto a ellos ha estado también el delegado de Deportes, Borja Olazabal además de Juan Mancisidor (vicepresidente) y Óscar Galán (consejero), en representación del Real Unión, club que tiene su sede en esta instalación.

«De la mano de la Diputación Foral de Gipuzkoa, hemos renovado una instalación con mucho uso, sobre todo de las categorías de fútbol base. No sólo el césped sino que también en iluminación hemos querido mejorar bastante. Tenemos cuatro campos de hierba artificial en la ciudad y es importante mantenerlos en bus estado. Hace poco también renovamos el de Ventas», señalaba el alcalde Santano.

Por su parte, el diputado de Cultura y Deportes, Harkaitz Millan, ha destacado que «esta renovación va a contribuir a que el uso del Stadium Gal sea más seguro y más intenso de manera que el fútbol base y Eskola Kirolak entre otros, puedan seguir desarrollando su importante labor en la comarca del Bidasoa».

Estos trabajos ejecutados por el Ayuntamiento de Irun, y que terminaron en el último trimestre del año pasado, han supuesto una inversión de 368.541,99 euros (IVA incluido). De esta cantidad la Diputación Foral de Gipuzkoa aportó 150.000 euros. La obra se adjudicó a la empresa Obras y Pavimentos Especiales S.A. (OPSA).

«En la actualidad no podemos entender las instalaciones del Stadium Gal sin el campo de hierba artificial. Toda la base del club entrena y disputa sus partidos el fin de semana en el anexo, que además es utilizado también por el primer equipo para entrenar durante la semana. Los trabajos acometidos vienen a sumar en ese recorrido para que el Real Unión Club dé un salto tanto cualitativo como cuantitativo de cara a los retos que se nos pueden presentar en el futuro», ha señalado el vicepresidente del club, Juan Mancisidor.

Cabe recordar que el campo se utiliza para los entrenamientos de los equipos de base del Real Unión y sus partidos federados, para equipos de base de algún otro club de la ciudad, para los entrenamientos de los veteranos del Real Unión y también se utiliza durante el curso escolar para los partidos de Eskola Kirola los sábados por la mañana.

Descripción de las obras

Las obras propuestas se centraron principalmente en la sustitución del césped artificial y en la renovación de las luminarias existentes. Para la definición de los nuevos elementos a instalar se tuvieron en cuenta criterios técnicos y económicos con una perspectiva de cara al futuro mantenimiento de todas las instalaciones propuestas.

El trabajo a ejecutar ha consistido fundamentalmente en la retirada de porterías, banquillos, levantado del césped actual y colocación de nuevo césped, una vez comprobada la planimetría y nivelada al superficie para evitar acumulaciones de agua.

En cuanto al alumbrado se desmontaron los 32 proyectores de 2.000 w cada, situados en las 4 torres que rodean el campo, y se colocaron 16 proyectores de 1.420 w cada uno, consiguiéndose un mayor nivel de iluminación y mejor uniformidad, además de un importante ahorro de energía de un 64% aproximadamente gracias a la tecnología LED. Se ha optado por la colocación de proyectores de alumbrado con una potencia de 1.420 W y 212.000 lúmenes de flujo luminoso, lo cual permite reducir el número de proyectores a colocar. Se sustituyeron las canaletas de las bandas, además de la barandilla de protección, los banquillos y papeleras. Cabe señalar que para la redacción del proyecto, en colaboración con el Real Unión, se buscaron referencias de instalaciones cercanas de nivel.