«Contenta por el apoyo y el cariño que me transmite todo el mundo»

Iraitz Kanpandegi Aguirre, cantinera de Kosta

0
1104

La cantinera de Kosta, Iraitz Kanpandegi Aguirre, espera con ilusión el momento en el que tenga que salir de casa a la mañana y esté la compañía abajo. Quiere disfrutar por su familia, amigos y la gente que ya no está.

– Fuiste elegida el último sábado de julio. ¿Cómo recuerdas aquel día?

Estaba comiendo con mi familia fuera de casa. Recuerdo que fue una comida normal como las que hacemos siempre, pero es verdad que mi aita estaba un poco más nervioso que de lo habitual… hasta que de repente, aparecieron los mandos con el ramo, mi ama con un abanico… fue inesperado y bonito. De la mejor forma que me podía enterar, rodeada de mi familia y amigos.

– Lo primero que os suelen aconsejar cerrar es el tema de las botas, ¿cómo fue el momento de probártelas y cómo te sentiste?

La verdad es que me he tenido que probar muchas botas… tengo un pie un poco difícil (risas). Pero al final he conseguido unas que me quedan muy bien y ¡me he sentido muy rara al ponérmelas!

– ¿Cómo llevas el resto de preparativos?

Muy bien. Contenta por el apoyo y el cariño que me trasmite todo el mundo. Me siento muy afortunada de tener la familia que tengo, porque me cuidan como a una princesa y me están ayudando con todo.

– ¿Qué momento esperas con más ilusión?

El momento que espero con más ilusión creo que va a ser el momento en el que tenga que salir de casa (a la mañana) y esté la compañía esperándome abajo. ¡Me pongo nerviosa solo de pensarlo!

– ¿Qué te dicen las cantineras de otros años?

Que lo disfrute todo desde ya. Me dicen que todo pasa muy rápido… La verdad es que mi ama, mis primas, tías… todas han salido en la misma compañía que yo y me sirven de mucha ayuda sus consejos.

– ¿Un deseo para el 8 de septiembre?

Espero poder disfrutarlo con mi familia y amigos sobre todo, pero también por los que ya no están pero que en estos momentos los siento más cerca que nunca. Espero que sea inolvidable tanto para mí, como para todos ellos. ¡Soy muy feliz!