Cristina Laborda, delegada de Obras Públicas, Policía Local y Convivencia, Recursos Humanos y Servicios Generales. / Ayuntamiento de Irun

El gobierno municipal ha aprobado el proyecto técnico relativo a las «Obras de reurbanización de las calles del entorno de la plaza San Juan», así como la contratación de las obras con un presupuesto máximo de 1.834.568,22 euros.

La actuación desarrollada en el marco de «Progama de Ayudas a municipios para la implatanción de zonas de bajas emisiones y la transfromación digital y sostenible del transporte urbano» está cofinanciada por la Unión Europea-NextGenerationEU con un importe en torno a 600.000 euros.

Descripción de la obra:

Se trata del primer paso que da la ciudad hacia la transformación del centro de Irun en una zona de bajas emisiones. A grandes rasgos la actuación general plantea plataformas a nivel, sin presencia de bordillos ni resaltos, con unos pavimentos que refuercen la visión de las peatonalizaciones y zonas de prioridad peatonal. Se crea una zona de estancia con presencia de arbolado o zonas verdes en la plazoleta y que den continuidad a los espacios ya generados en la plaza San Juan, y se prescinde de los estacionamientos existentes (hasta un total de 54) para poder lograr las anchuras necesarias de paso en las calles de prioridad peatonal, debiendo mantener como mínimo el posible acceso de vehículos a calle Legia dada la presencia de garajes comunitarios. En cambio, se habilitan 57 plazas para residentes en calles Artaleku, Joaquín Gamón, Aldapeta y Pikoketa.

De manera más concreta y en cuanto a la ordenación del tráfico, las calles Fueros, Berrotarán y unión con plaza Jenaro Etxeandia quedan de uso estrictamente peatonal; de este modo, el actual acceso rodado desde Paseo Colón y Avda. Navarra, será tan sólo para los taxis, las motos que accedan al parking motos (anexo precisamente a los taxis), para los autobuses que vayan a girar en el intercambiador, y para los usuarios del parking San Juan.

La calle Legia será de coexistencia con prioridad peatonal y con acceso exclusivo de usuarios de garajes y de la carga y descarga. Los accesos rodados en esta calle quedarán de la siguiente forma:

– Días laborables en horario de mañana: entrada de carga y descarga y usuarios de garajes, a través de calle Mayor y salida por calle Legia hacia Pikoketa.

– Días laborables en horario de tarde y fines de semana: solamente usuarios de garajes entrada y salida a calle Legia desde y hacia Pikoketa; la calle funcionará con doble sentido en esta situación.

El control de los accesos en calle Legia estará controlado mediante la instalación de una cámara con registro de matrículas autorizadas. El cierre al tráfico en Berrotarán, conllevará el generar otro acceso hacia todo el entorno de Pikoketa-Artaleku, con lo que una vez analizadas las diferentes densidades de tráfico del entorno, se cambiará de sentido la calle Beraketa en su acceso desde la Avenida Iparralde. Es decir, el tráfico que llegue desde avda. Navarra, podría bajar por Francisco de Gainza y girar a izquierdas en Beraketa, y desde allí subir por Avda. Iparralde hacia Pikoketa. El cruce de Beraketa con Avda. Iparralde se adaptaría mediante modificaciones en los semáforos.

En cuanto a la ordenación general, se ha planteado una configuración con pavimentos y elementos que le den una continuidad a toda la intervención llevada a cabo en la plaza San Juan de manera que haya una unión entre ambas actuaciones generando una visión común de los espacios. Por ello, todos los diferentes pavimentos a emplear en esta actuación serán a base de granito. Tanto la zona de la plaza Jenaro Etxeandia como la calle Fueros tendrán un mismo pavimento de granito gris con un guiño a la plaza del CBA integrando piezas en color iguales a las de esta plaza. Para ganar espacio peatonal en la plaza Jenaro Etxeandia, se reubicará el aseo público y los kioskos de prensa y de la ONCE, de manera que seguirían estando presentes pero fuera de los flujos peatonales.

La calle Berrotarán dispondrá de arbolado a lo largo de la misma con disposición de bancos que puedan generar también pequeñas zona de estancia además de ser una zona de paso peatonal. Sin embargo, en la calle Legia, y dado que tal y como se ha indicado, habrá circulación rodada en ciertos momentos, se dispondrán unos parterres que son los que darán un carácter un poco más amable a esta calle.

Asimismo se renovarán los diferentes servicios de agua potable y saneamiento de pluviales y fecales correspondientes a Servicios de Txingudi, así como las instalaciones de alumbrado con criterios de eficiencia y sostenibilidad, con diferentes tipos de columnas y luminarias según las calles y zonas de actuación; igualmente se ampliará la red de telecomunicaciones municipal en la zona. Finalmente, se actuará también sobre las diferentes infraestructuras de energía eléctrica o telecomunicaciones que así lo requieran.

Asimismo cabe destacar que esta actuación fue presentada a las asociaciones de vecinos del entorno, asociaciones de comerciantes y hosteleros, así como a la ciudadanía en una sesión que tuvo lugar en la Sala Capitular. Se abrió entonces a través de un espacio en la web un periodo de recepción de aportaciones y dudas/preguntas en torno al proyecto. El resultado es el siguiente:

A través del proceso participativo se han recibido 55 propuestas relativas a la reurbanización del entorno de la Plaza San Juan, en cuestiones del diseño, el tráfico y cuestiones vinculadas con la calle Legia como los accesos a garajes. Muchas de estas propuestas son aportaciones favorables al proyecto y expresan ideas y otras se limitan a trasladar dudas relativas a la realización de la obra y también alguna disconformidad en torno al proyecto.

Analizadas las propuestas, el Ayuntamiento valorará la inclusión de más aparcamientos para bicicletas y la posibilidad de ampliar las zonas de residentes, lo cual ya está en estudio. Asimismo, aun correspondiendo la adaptación de los accesos privados a viviendas a las comunidades de vecinos, en el caso de las reurbanizaciones se intentará mejorar dichos accesos en la medida de lo posible.

Por otra parte, tras el análisis de las aportaciones, se explica que muchas de las aportaciones ya están incluidas en el proyecto, como la generación de un parterre alrededor de la práctica totalidad de la zona de taxis y motos, con previsión de arbolado y plantación de diversas especies de arbustos y elementos florales, los posibles accesos en un momento dado de diferentes vehículos de emergencia o personas con movilidad reducida o la metodología para entrar y salir de los garajes durante las obras o al finalizar las obras.