El 7 de septiembre la calle Santa Elena se abre para el transporte público y escolar

El avance de los trabajos de reurbanización permite esta apertura, tal como estaba previsto en el cronograma de la obra, coincidiendo con la "vuelta al cole"

0
894

El Ayuntamiento de Irun informa de que a partir de este miércoles, 7 de septiembre, la calle Santa Elena, actualmente cerrada al tráfico por los trabajos de reurbanización, se abrirá sólo para el paso del transporte público y escolar.

Dado que la primera fase de la obra implicaba tener que cerrar por completo la calle al tráfico, las tareas empezaron a comienzos de julio, fecha de inicio elegida para no provocar afecciones a los autobuses escolares que acceden por este vial a la plaza Urdanibia para seguir su camino. Así, tras dos meses de obras durante las vacaciones escolares, los avances de los trabajos permiten que con la vuelta al cole los autobuses escolares puedan pasar y hacer el recorrido habitual, así como el transporte público de IrunBus y los interurbanos.

Así, la línea urbana L4 San Juan – Anzarán – Olaberria recuperará su recorrido original incluyendo la parada de la plaza Urdanibia. Por su parte, la línea de transporte interurbano urbano E-25 hará lo propio y recuperará su recorrido original que discurre por la calle Santa Elena.

Estado de la obra

Si bien el acabado impreso del vial se realizará más adelante, el punto en el que se encuentran las obras permite el paso de autobuses, no así el del resto de vehículos ya que interferiría con los trabajos pendientes. En detalles, en estos momentos se están realizando trabajos en la acera de los números impares (demoler, instalar servicios y echar solera de hormigón), con lo que durante su ejecución se desviará a los peatones por la de los números pares que si bien falta rematar, ya está en hormigón. La estrechez de la calle, sobre todo en el tramo más cercano a plaza Urdanibia, requiere que el paso del tráfico sea el mínimo posible, de ahí que sólo se permita el paso de autobuses, así como el acceso a vados existentes.

Cabe recordar que el proyecto busca habilitar una plataforma única para esta calle creando así aceras más amplias que faciliten la movilidad peatonal. En cuanto al aparcamiento de la calle, hasta antes de la obra en batería en el margen izquierdo en el sentido de circulación, pasará a ser un estacionamiento en línea de servicios en el margen derecho (carga y descarga) y para personas con movilidad reducida.

La obra también busca una mejora de las infraestructuras de la calle, considerándose fundamental la renovación de las canalizaciones de saneamiento y de agua potable, e instalación de nuevo alumbrado con tecnología LED a lo largo de la calle, luminarias de tipología similar a las de la plaza Urdanibia.

Cabe recordar que el proyecto contó con un proceso de participación abierto a través del cual se recibieron 42 aportaciones; tal como se hizo público los aspectos más relevantes de las aportaciones ciudadanas que se incorporaron o reforzaron el proyecto fueron los siguientes:

• La necesidad de garantizar el calmado de la circulación de los vehículos, con limitación a 20Km/h y la colocación de elementos ralentizadores adecuados.
• Creación de un espacio para el estacionamiento de motocicletas y ciclomotores.
• Colocación de jardineras y pivotes para evitar que los vehículos aparquen en las aceras.
• Cuidar la señalización destacando la preferencia peatonal.

El presupuesto de esta actuación es de 475.642,53 € y la empresa adjudicataria, Urbycolan S.L. Cabe señalar que el Ayuntamiento presentó este proyecto a los fondos europeos en la convocatoria de implantación de zonas de bajas emisiones y la transformación digital y sostenible del transporte urbano con respuesta favorable. Así, esta obra cuenta con una ayuda de 301.451,65 €. El plazo de ejecución previsto es de 7 meses.