Carpa instalada en Eguzkitza. / Ayuntamiento de Irun

Tal como se hizo público en septiembre, el Ayuntamiento de Irun ha puesto en marcha varias iniciativas con motivo de la pandemia en la comunidad educativa. Se trata de dos actuaciones que ya se realizaron el curso pasado y que se repiten a partir de septiembre y que tienen en cuenta el protocolo de funcionamiento establecido para los centros y sus medidas ante la Covid-19.

Carpas en patios escolares

Tras los contactos mantenidos a finales del curso 20-21 con centros escolares y debido a los efectos provocados por la pandemia de la Covid-19, el Ayuntamiento de Irun está colocando estos días carpas en los patios. Se trata de una iniciativa que ya se llevó adelante el curso anterior, fruto de una demanda de los centros. El objetivo es permitir el disfrute de estos espacios, sobre todo en días de lluvia, y cumpliendo con las medidas de separación, seguridad y los grupos burbuja correspondientes.

El delegado de Educación, Santi Jiménez, ha destacado “la continuación de esta iniciativa que ya se llevó a cabo el curso pasado, y que además de permitir cumplir con las normas sanitarias de separación y seguridad, servirán de nuevo como un nuevo espacio de disfrute escolar”.

El tipo de carpas a colocar es el resultado de las conversaciones que el Ayuntamiento ha mantenido con los centros públicos de Educación Infantil y Primaria, cuyo mantenimiento es competencia municipal. La lista de centros que tendrá una carpa serán Belaskoenea infantil, Dunboa Primaria, Elatzeta infantil, Toki Alai primaria, Eguzkitza y Txingudi Ikastola primaria. El único colegio en el que no se instalará carpa es Lekaenea. Como el año pasado, de acuerdo con la dirección, las instalaciones cubiertas que disponen ya son suficientes.

Como norma general, se instalan las carpas de la misma tipología y tamaño a las montadas en la fase anterior, salvo en los casos de los patios de Eguzkitza, que debido a la reforma del patio previsto para el verano de 2021, se ha redimensionado la carpa instalada y además será más grande; y el patio de Elatzeta a la que se le ha buscado una nueva ubicación con el objetivo de adaptarse mejor a las necesidades del centro.

El área de Vía Pública destina a estos trabajos un presupuesto de 94.724,66 euros. Como el curso pasado, el Ayuntamiento de Irun adelanta la partida económica necesaria para acelerar la colocación de las carpas con la idea de acogerse a la convocatoria de subvenciones anunciada para este fin por el Gobierno Vasco.

La delegada, Mónica Martínez, destacaba que «somos conscientes de que son un elemento útil para los centros escolares en su actividad, así como las tareas de refuerzo en limpieza y desinfección que son fundamentales en este contexto de pandemia».

Limpieza y desinfección

Igualmente, tal como terminó el curso pasado, se refuerzan las tareas de limpieza y desinfección en los centros cuyo mantenimiento es competencia del Ayuntamiento. Una vez al día se limpian y desinfectan todas las instalaciones y en aquellas zonas más sensibles la frecuencia será mayor con tareas que se realizan más de una vez al día. Estos trabajos se adaptan a los horarios lectivos de los centros, desde la media jornada de los primeros días hasta la jornada completa de más adelante.