José Antonio Santano, alcalde de Irun. / Ayuntamiento de Irun

Ante el próximo encuentro del Consejo Asesor del LABI este viernes, 5 de marzo, el Ayuntamiento de Irun comunica que respalda la petición que hacen las sociedades gastronómica a este órgano de decisión en materia COVID en Euskadi para que se tenga en cuenta su situación y se valore una posible apertura.

El alcalde de Irun, José Antonio Santano, se reunía este miércoles con una representación de la treintena de sociedades gastronómicas que existen en la ciudad. El objetivo del encuentro ha sido escuchar su situación y recoger sus peticiones.

El primer edil ha señalado que «se trata de otro de los colectivos de la ciudad afectados por la situación que vivimos; son ya muchos meses cerrados y hemos querido también mostrarles nuestro apoyo. Hemos tomado ya algunas medidas y hoy ha sido día para escucharles, recoger sus opiniones y atender en lo que podamos a sus necesidades».

Entre las principales reclamaciones, como ocurre en Donostia-San Sebastián, ha sido el de poner la situación de las sociedades sobre la mesa del encuentro del LABI de esta semana para que se pueda valorar en qué medida podría ser posible una reapertura como ha ocurrido con los establecimientos hosteleros.

El canal de comunicación entre el Ayuntamiento de Irun y el colectivo sigue abierto. La reunión de esta mañana ha dejado otras cuestiones que se valorarán de cara a una próxima cita.

Exención de facturas

Cabe señalar que en la ciudad ya se han tomado algunas medidas en ese sentido. La más reciente y tal y como hizo público la Mancomunidad de Servicios de Txingudi, las sociedades tendrán derecho a las ayudas relativas al agua y residuos con la exención de las facturas por espacio de dos meses.