Jaime de los Ríos y Juncal Eizaguirre. / Ayuntamiento de Irun

La delegada de Cultura, Juncal Eizaguirre, y el fundador de Arteklab (Arte y Ciencia), Jaime de los Ríos, han dado a conocer el proyecto Bideogorri. Se trata de una inicitiva transmedia que pretende fomentar el uso de bidegorris en la ciudad a través de un videojuego de tipo arcade. No necesita instalación y se puede jugar en los móviles, portátiles o en ordenadores de mesa.

La delegada de Cultura, Juncal Eizaguirre, enmarcaba este trabajo «en la colaboración que a través del CBA venimos menteniendo con Arteklab y Jaime de los Ríos para divulgar cultura e historia de la ciudad, especialmente entre los jóvenes; de ahí el uso de las nuevas tecnologías y el videojuego. En este caso, abordamos la movilidad ciclista, desde un punto muy innovador llevando los bidegorris que tenemos en la ciudad para fomentar su uso de una forma muy distinta y con la que aprenderán de forma amena y divertida».

Este proyecto tiene su origen en el trabajo que un equipo multidisciplinar con diferentes agentes de la ciudad, junto con la ayuda de desarrolladores de videojuegos, llevaron adelante iniciativas similares en clave de humor inspiradas en personajes y ambientes relacionados con la ciudad, como por ejemplo Menchu Gal, algunos zortzikos y canciones populares.

Tres escenarios «Bideogorri» es un nuevo paso en esta línea de trabajo; el resultado es un videojuego muy fácil de jugar apto para todo tipo de públicos. Como indicaban sus creadores, está pensado para que circule entre los usuarios a través de las redes sociales o aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp. Se accede al juego a través de un enlace a internet que directamente introduce el juego con contenidos en euskera y castellano.

El videojuego se compone de tres escenarios: las plazas San Juan y Urdanibia, y la isla de los Faisanes. Con una presentación sencilla, el usuario maneja los mandos de una bicicleta que tiene que salvar obstáculos varios para pasar la pantalla. «Es una idea sencilla y fácil de jugar, pero lo importante es el trasfondo de la iniciativa: personalizar las pantallas con nombres que les serán conocidos en una forma de animar a utilizar los bidegorris que pasan por esos puntos de la ciudad», añadían los creadores del juego, al que se puede acceder ya al primer escenario desde la página web municipal.

El proyecto ha sido desarrollado en coordinación con estos instituciones, Arteklab (Arte y Ciencia), de la que soy fundador y director y Jorge Enríquez, uno de los más destacados desarrolladores de videojuegos arcade del País Vasco.