Ayuntamiento de Irun. / Martín Tellechea

La concejala del Partido Popular de Irun, Muriel Larrea, denuncia el resultado del bidegorri de la avenida de Letxunborro abierto ya al público y todavía no inaugurado: «es un bidegorri hecho sin ganas, no pensado para su uso real por ciclistas, si no para cubrir el expediente».

«Haciendo el recorrido, subes y bajas dos veces de la acera, cruzas dos pasos de cebra para coger los distintos tramos y cruzas cuatro carriles. En el tramo de la avenida de Zubieta, tiene las salidas a contramano para el ciclista, en las que no te ven, porque los que suben, miran a los coches que también suben y no a las bicis que bajan», añade Larrea

«Además de todo esto, no tiene conexión con ningún otro bidegorri. En definitiva, creemos que es un bidegorri que necesita ser rehecho antes de su inauguración, porque no entendemos que se le pueda dar el visto bueno tal y como está diseñado. En nuestra opinión, hemos tirado a la basura 400.000 euros, porque no sirve para nada y habría que hacerlo desde cero», finaliza la concejala.