La formación asegura que el proyecto no es del Ayuntamiento sino del PNV. / Abotsanitz

Abotsanitz ha querido denunciar en el día de hoy que el proyecto en torno a la Portua presentado por el gobierno municipal “no es del Ayuntamiento, sino del PNV”, en una nota remitida a los medios de comunicación. “El proyecto que ayer presentó el gobierno municipal supuestamente con el objetivo de mejorar la movilidad en el barrio de Portua no ha sido consultado con nadie, ni con partidos, ni con agentes, ni con la ciudadanía. Es un proyecto del PNV, solo de ese partido, no es del Ayuntamiento de Hondarribia”.

“El PNV ha defraudado al Plan de Movilidad Sostenible de Hondarribia, así como a la Mesa de Movilidad. La Mesa de Movilidad se creó a propuesta de Abotsanitz y tuvo un recorrido muy satisfactorio. Y muestra de ello es que el Plan de Movilidad que elaboró la mesa fue aprobado por unanimidad en el Ayuntamiento”.

Es cierto que el plan concreta una serie de acciones, algunas de ellas para el barrio de Portua, pero las acciones presentadas por el gobierno municipal están decididas en solitario, no han sido compartidas en la mesa, lo que vulnera el espíritu del propio plan, que ve necesarias «la participación de diversos agentes en el seguimiento de su implementación y la aceptación de los cambios por el conjunto de la ciudadanía».

Además del espíritu del plan, el proyecto Portua “también vulnera la ordenanza de movilidad aprobada el 29 de julio. Aún no está publicada en el boletín, y el gobierno municipal ya ha propuesto modificarla, porque algunas medidas adoptadas en el Puerto son contrarias a dicha ordenanza”.

“Muchas de las medidas presentadas en el proyecto Puerto son como poco inadecuadas. Como ejemplo, estas tres: por un lado, cuando la mitad del paseo Butrón se destina a uso privado (terrazas), no es lícito prohibir el uso público del paseo Butron, como por ejemplo ir en bicicleta; por otro lado, la limitación del aparcamiento para residentes causará daños colaterales, ya que algunas calles que actualmente son residenciales (Donosti kalea, Soroeta…), se convertirán en zonas de transito; y, en tercer lugar, el parking de Biteri no se puede aceptar como alternativa, ya que no es un aparcamiento, sino una campa”.

El Grupo Municipal Abotsanitz “tiene claro que un proyecto nunca será bueno si no se comparte con la ciudadanía y los agentes sociales. Y no se reducirá el uso del coche si no se garantiza que se pueda aparcar fuera del casco urbano. En este sentido, queremos recordar que en los últimos años Abotsanitz ha propuesto la construcción de un aparcamiento subterráneo en Zezen Plaza, pero el gobierno municipal nunca ha querido estudiar la propuesta”.