A partir de este jueves se ponen en circulación 20.000 vales de descuento con un presupuesto de 200.000 euros. / Ayuntamiento de Irun

La delegada de Impulso de Ciudad, acompañada por representantes de las asociaciones de comercio Bidashop y de hostelería Danok Bat, así como comerciantes a título individual han presentado la tercera edición de los bonos Irun Aurrera, enmarcado en el Plan de Reactivación Económica y Social del Ayuntamiento en apoyo al pequeño comercio y hostelería, uno de los sectores más afectados de la crisis provocada por la Covid-19.

La delegada, Juncal Eizaguirre, destaca que “es la tercera y más fuerte edición del programa, ya que se ha reforzado el presupuesto; esto significa que más establecimientos podrán beneficiarse de estos bonos. Es una de las líneas de acción del Ayuntamiento en apoyo a un sector muy afectado por la crisis. Esta iniciativa ha contado hasta ahora con una respuesta muy positiva y pensamos que puede ayudar a fomentar el consumo local en nuestras tiendas, de las que dependen muchas familias de nuestra ciudad”.

Cerrado el plazo de adhesión, en total se han apuntado 206 establecimientos, de los que 49 se estrenan en la iniciativa. Es una cifra récord desde que saliera a la luz esta propuesta en apoyo al sector en verano de 2020. Son 174 comercios y 32 establecimientos hosteleros.

¿Quiénes podrán usar estos bonos?

Los bonos están disponibles para personas empadronadas en Irun de 16 años o más en las siguientes condiciones, a partir del 6 de mayo y hasta el 31 de julio:

– Cada irunés/a tendrá derecho a usar 10 bonos, dos de ellos como máximo por establecimiento.
– Para cada bono utilizado, la compra mínima deberá ser de 30 euros en el comercio, de forma que además de los 10 euros del bono, el cliente aporte 20 euros; para la hostelería, la compra mínima por bono será de 20 euros; en este caso el cliente contribuiría solo con 10 euros de su bolsillo.
– No se pueden utilizar bonos de más de una persona para pagar una misma compra. Es decir, cada ticket de compra deberá estar asociado a los bonos de una sola persona.
– Quedan fuera de esta iniciativa las compras que solo contengan productos alcohólicos.

Cada establecimiento adherido a la campaña contará con un distintivo para que lo pueda poner en su local y visibilizar así que participa en la campaña. Como en las ediciones precedentes, podrán sumarse todos los pequeños comercios y establecimientos hosteleros de la ciudad, a excepción de locales de venta de productos alimenticios y bebidas de más de 400 m2, las gasolineras, los estancos y las filiales de grandes firmas o empresas de gran implantación nacional o internacional.

«Una ayuda al sector»

Uno de los comercios que ya viene participando en las ediciones de los bonos es La Bioteka, tienda de alimentación ecológica en la calle Beraketa. Su representante, Oscar Echeveste señalaba que «los bonos ayudaron mucho al pequeño comercio y esta tercera va a venir mucho mejor»; por su parte, Txaro Arribas, presidenta de Merca Irun destacaba que «iniciativas como estas son interesantes porque permiten al consumidor tener una ventaja. En el mercado la hemos valorado muchísimo, son muchos los puestos que se han apuntado». Desde la hostelería, en representación de la asociación de reciente creación Danok Bat, Eneko Mitxelena (Don Jabugo, plaza del Ensanche) animaba «a todo el mundo a que participen, a ver si los bonos se agotan».

Cabe recordar que para canjear los bonos, solo es necesario dar el número de DNI a la hora de realizar la compra.