La delegada de Igualdad, Miren Echeveste, contesta a las preguntas de los medios de comunicación. / Ayuntamiento de Irun

La delegada de Igualdad, Miren Echeveste, dado a conocer los resultados de la encuesta sobre violencia machista realizada recientemente en la ciudad. 400 mujeres de Irun han tomado parte en este estudio en base a 27 preguntas repartidas en cinco bloques: datos sociodemográficos (edad, educación, situación migratoria, etc.), violencia ejercida por parejas o exparejas, violencia ejercida fuera del ámbito parejaexpareja, acoso sexual e inseguridad, y reacciones ante la violencia padecida.

En palabras de la delegada de Igualdad, Miren Echeveste, “más allá de los resultados extrapolables a la realidad que se vive a nivel supramunicipal, incluso a nivel nacional, los resultados de la encuesta nos muestran aspectos de la violencia de género y violencia machista que desde el Ayuntamiento no se habían recogido hasta ahora y que, en consecuencia, no se habían tenido suficientemente en cuenta. Se trata de aspectos muy ligados al ámbito local y a la vida diaria de nuestra sociedad irunesa y a nuestra realidad sociocultural”. Igualmente, Echeveste ha añadido que “en estos momentos vamos a iniciar el proceso de elaboración del V. Plan de Igualdad para Irun, y la realidad que nos ha mostrado la encuesta quedará recogida en dicho Plan”.

En un contexto que no entiende de fronteras entre territorios, las mujeres sufren violencia en todos los ámbitos de la vida, aunque se encuentran dificultades y resistencias para identificarla. En ese sentido, esta encuesta se enmarca en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género 2021, que promueve acciones que tengan que ver con la violencia de género, ya sea en el ámbito de la atención, sensibilización, o por ejemplo, como es este caso, la realización de estudios. El objetivo con este estudio es tenerlo como una referencia base de cara a las acciones del eje de violencia contra las mujeres del V.Plan de Igualdad en Irun.

Del estudio se desprende que situaciones que en el pasado estaban normalizadas o eran lícitas para muchas mujeres ahora mayores y no las identificaban como situaciones violentas, las nuevas generaciones tienen más facilidad para identificarlas, hablar de ellas y denunciarlas. Se han recogido muchos testimonios de situaciones de violencia sufridas en el ámbito laboral. Muchas de ellas lo han contado por primera vez sintiendo que la encuesta era un espacio seguro y confidencial para poder contar su situación.

La idea de que la violencia machista se sufre más siendo joven sigue siendo una idea muy extendida, uniéndolo a la idea de los cuerpos de las mujeres como «objetos deseables» desde la mirada masculina heteropatriarcal. Igualmente el estudio concluye que la libertad de movimiento de las mujeres en la ciudad está limitada por la inseguridad y miedo que sienten en el espacio público. La encuesta destaca que es paradójico el miedo e inseguridad que sienten en el espacio público siendo el espacio privado donde más casos de violencia se padecen.

Igualmente el estudio apunta que la cantidad de denuncias es baja debido a los obstáculos que se encuentran las mujeres. En los procesos judiciales sufren revictimización, tienen dificultades para demostrar su situación (sobre todo en los casos de violencia psicológica) y suelen tener dificultades a la hora de acceder a los servicios.

En cifras, los datos muestran que en el apartado de ‘violencia ejercida por parejas o exparejas’, el 17,8% de las mujeres encuestadas reconoce sufrir o haber sufrido violencia de género, mientras que el 17,7% afirma haber padecido violencia en alguna de sus formas fuera del ámbito pareja-expareja. Por su parte, el 43,1% han sufrido agresiones verbales. En las franjas 20-24, 25-35 y 45-54 años, la cifra alcanza el 50%.

Sobre acoso sexual e inseguridad, el 75,7% ha vivido situaciones de acoso, miedo o inseguridad en el espacio público y el 21,7% señala haber denunciado su situación mientras que en el 28,1% de los casos, se ha defendido ante una agresión. Otro de los resultados que muestra la encuesta es que el 70,4% de mujeres migrantes encuestadas afirman haber sufrido violencia de género, mientras que el 13,76% de las mujeres no migrantes han padecido este tipo de violencia.

Desde el área de Igualdad del Ayuntamiento de Irun quieren agradecer a las todas las mujeres que han contestado la encuesta, y que se hayan implicado contando sus experiencias y vivencias tan personales. Cabe añadir que muchas de ellas también han agradecido poder tener este espacio para relatar sus vivencias y que la institución se preocupe de realizar este tipo de encuestas y puedan tener voz quedando así recogidas sus experiencias.

Ficha técnica

– Población total Irun 2021: 60.522 personas, de las cuales 31.004 son mujeres.
– Se han realizado 400 encuestas telefónicas, nivel de confianza 95,5% y margen de error del 4,9%. – 7 franjas de edad: 16-19, 20-24, 25-34, 35-44, 45-54, 55-64, mayores de 65 años