La delegada de Igualdad, Miren Echeveste, durante la rueda de prensa de presentación de la beca. / Ayuntamiento de Irun

La delegada de Igualdad, Miren Echeveste ha presentado este miércoles la primera edición de la beca de investigación Julia Iruretagoyena.

“Para mí como delegada es muy importante poder presentar la primera edición de esta beca. Poner en su justo lugar el papel de las mujeres de Irun y cómo contribuyeron en todos los ámbitos de la vida de su ciudad es muy importante para nuestra área y el Ayuntamiento”, ha declarado Echeveste. “Además lo hacemos homenajeando a una mujer como Julia Iruretagoyena, luchadora por el derecho de las mujeres a aprender y marcada por el exilio y una época en la que era muy complicado para las mujeres hacerse un sitio en la sociedad”.

El objeto de la beca es subrayar la contribución histórica de las mujeres de Irun en el ámbito laboral, social, económico, político y cultural. El trabajo deberá ser inédito. No se admitirán trabajos premiados con anterioridad, ni traducciones, ni adaptaciones. La duración de la investigación no podrá exceder de los dos años.

Pueden optar a la beca personas físicas individualmente o en grupo y deberán tener tener un título universitario de grado medio o superior de la rama de las Ciencias Sociales o ligado al objeto de investigación. La dotación económica de esta beca bienal será de 18.000 euros.

Solicitudes, plazos y lugar de presentación

Con su publicación en el Boletín Oficial de Gipuzkoa, el plazo para presentar candidaturas permanecerá abierto hasta el 14 de febrero. Todas las personas interesadas podrán presentar sus propuestas en la Sede Electrónica Municipal de la página web www.irun.org.

El comité de selección estará formado por un representante del ámbito de la Historia o la Antropología Social, Ciencias Sociales referente en trabajos de investigación feministas, técnico/a de Igualdad y la delegada del área. La memoria original del proyecto y un archivo en formato digital quedarán siempre depositados en el Servicio de Archivo del Ayuntamiento de Irun como documento informativo de carácter histórico y apto para su consulta.

Las bases de la convocatoria se pueden consultar en la página web www.irun.org.

Esta beca se suma al resto de iniciativas similares que fomenta el Ayuntamiento de Irun como las becas Serapio Múgica en investigación de la historia local, las becas Ribera de arte contemporáneo, la beca Gazteartean en juventud y, más recientemente, la beca Iñigo Muguruza dirigida a promocionar la investigación en música moderna de las últimas décadas en el ámbito vasco.

Julia Iruretagoyena

Julia Iruteragoiena nació en Irun en 1886. Su padre era León Iruretagoiena y su madre, María Selles, natural de Hendaia. Su padre llegó a ser alcalde republicano de Irun, antes incluso de que llegara la República. Comprometida con la polítca desde niña, Julia Iruretagoyena conoció al que sería su compañero Tomas Meabe en Donibane Garazi. Meabe, nacido en Bizkaia, debido a la represión tuvo que huir al otro lado del Bidasoa. Ambos tuvieron una vida dura, llena de altbajos y difcultades, siempre escondidos y huyendo. En 1912 tuvieron un hijo: León. Tomas, afectado de tuberculosis, murió en 1915.

Tras su muerte empezó la verdadera aventura de Julia. Pese a volver con la familia a Irun, pronto se instalaría en Madrid, afiliándose a la Agrupación socialista y trabajando en la dirección la Residencia de las estudiantes. Luchó para que las mujeres tuvieran derecho a la educación. En el círculo María de Maeztu primero y en lo que sería la cuna del feminismo: el club Lyceum.

Amiga de Julia Iruretagoyena fue Victoria Kent. la primera mujer del Estado en entrar en la universidad. El hijo de Julia murió en la guerra de 1936 tras la explosión del laboratorio en el que trabajaba y la irunesa puso rumbo con su familia y Kent a París. Huyendo de la segunda Guerra Mundial viajaron a México, donde Julia trabajó en apoyo a los exiliados republicanos hasta su muerte, en 1954. Su último deseo era ser enterrada junto a su hijo y Meabe. No fue hasta 2017 cuando cumplió su sueño, descansando los tres en el cementerio de Derio. (Fuente: Parean Elkartea «Irungo Emakume esanguratsu eta lanbideen paseoa»).