El delegado de Hacienda, Miguel Ángel Páez. / Ayuntamiento de Irun

El Plan Irun Aurrera de Estímulo Económico y Social, que el Ayuntamiento tiene activo desde el pasado mes de abril como respuesta al impacto económico y social que la crisis sanitaria está produciendo en la ciudad, ha dado un nuevo paso para ayudar a la hostelería, sector afectado por el cierre del Decreto del Gobierno Vasco del pasado 5 de noviembre.

Este miércoles se han publicado en el Boletín Oficial de Gipuzkoa las bases de la convocatoria que rige las nuevas ayudas del Ayuntamiento de Irun. Se podrán solicitar a partir de este jueves 10 de diciembre. Se trata de una ayuda extraordinaria de 1000 euros a cada establecimiento afectado por el cierre. Es una ayuda por establecimiento, compatible con otro tipo de ayudas institucionales y justificables para gastos de alquiler o pago del local, asesoría, consumos, personal, etc. Esta medida se ha contrastado y acordado en las reuniones mantenidas con representantes de hosteleros y asociaciones, a las que se agradece su colaboración.

El primer teniente alcalde y delegado de Hacienda, Miguel Ángel Páez, ha destacado que «es un capítulo más del plan Irun Aurrera en la línea de apoyar tanto a las economías de las familias como del tejido empresarial que más sufren las consecuencias de esta pandemia». Las solicitudes siguen la pauta de las ayudas del Plan Irun Aurrera del mes de abril para facilitar y agilizar al máximo las peticiones y poder hacer efectiva las ayudas cuanto antes. La información práctica con los requisitos y documentos necesarios, así como los enlaces para realizar la tramitación, se pueden consultar en la web municipal del plan Irun Aurrera www.irun.org/irunaurrera. El plazo de solicitud estará abierto hasta el 24 de diciembre.

En contacto con el sector

Por su parte la delegada de Impulso de Ciudad, Juncal Eizaguirre, recordaba el «trabajo que venimos realizando en contacto con el sector recogiendo a través de varios encuentros sus peticiones y ofreciendo nuestra ayuda para estos momentos tan complicados». Cabe señalar que desde el consistorio, y a raíz del decreto del Gobierno Vasco y del cierre a partir del 7 de noviembre de bares y restaurantes, se han mantenido diversas reuniones con el sector y las asociaciones que los representan. Se trasladaron al Ayuntamiento varias peticiones, que es en las que básicamente se ha trabajado a lo largo de estas semanas y que fueron trasladadas al sector como las relacionadas con agilizar los trámites, la posibilidad de crear nuevos espacios de terrazas, la bonificación de la tasa de las terrazas, o la colaboración en la comunicación.