Urtizberea, Isasi y Álvarez. / Abotsanitz Herri Batzarra

Los tres grupos municipales de la oposición de Hondarribia (Abotsanitz, PSE-EE y EH Bildu) se abstuvieron el pasado jueves en la votación del Plan de Igualdad. «Llevamos años solicitando un plan de igualdad para Hondarribia, por ello no podíamos votar en contra, por que creemos que es vital tener un documento que posibilite la implantación de políticas de igualdad. Pero tampoco podíamos votar a favor, por que tenemos claro que sin técnico de igualdad y sin un departamento propio, el 1er Plan de Igualdad entre Hombres y Mujeres de Hondarribia carece de eficacia», aseguran los grupos.

«No son exigencias únicamente de la oposición. Los agentes que han aportado mejoras al borrador presentado por el gobierno municipal comparten esa idea. Más aún, en el informe que Emakunde presentó para valorar el plan, se valoran como necesarios para poder desarrollarlo. El Parlamento Vasco aprobó la primera Ley Vasca de Igualdad en 2005. Ya ha tenido seis mejoras. Esa misma ley obliga a Hondarribia a aprobar un plan de igualdad, y ha necesitado 15 años para hacerlo. Y hemos perdido una gran oportunidad. Salvo el gobierno municipal, el resto de los agentes que hemos participado en el proceso hemos reivindicado la necesidad de un técnico de igualdad y un departamento propio de área. También Emakunde comparte esa exigencia, y no olvidemos que Emakunde es la entidad elegida por el Gobierno Vasco para desarrollar la Ley Vasca de Igualdad».

Abotsanitz, PSE-EE y EH Bildu señalan en el comunicado enviado a los medios de comunicación que «el gobierno municipal quería aprobar el plan antes del 8 de marzo, deprisa y corriendo, sin ni siquiera presentárselo a los agentes involucrados. Obligado por la oposición, tuvo que convocar una reunión para hacer la presentación. Pero el plan no recoge lo que se dijo en esa reunión. En esa reunión se le dijo claramente al PNV que son indispensables un técnico de igualdad y un departamento propio. Esas exigencias no se han recogido en el documento. Por eso, la oposición que representa a la mayoría de la sociedad hondarribitarra no puede aprobar el documento, por que no recoge los compromisos necesarios para llevar a cabo políticas de igualdad. Es una pena, por que hemos perdido la oportunidad de aprobar el Plan de Igualdad por unanimidad, que es como se debería haber aprobado».