Los primeros puntos de la temporada al zurrón

El Bidasoa vence y convence en su vuelta a la Liga Asobal derrotando a un rival directo en un choque que se decantó desde los primeros minutos

0
1093

Bidasoa-Irun 28: Zubiria (24 paradas, 3 de penalti), Crowley (3 goles), Nonó (7), Odriozola (4), Borragán (3), Popovic y Lancina (2) -siete inicial- Cavero (1), Martínez (2), Dejanovic, Beltza, Aldaba, Muiña (2), Basaric (4) y Azkue.

BM. Sinfín 21: Makaria (10 paradas), Muñiz (2 goles), Pla, Paredes (1), Ros, Río (2), Jorajuría (6) -siete inicial- Valverde, Herrero, Amarelle (5), Blázquez (1), Prieto, Postigo, Sánchez (9 paradas), Calderón (4) y Herrero.

Marcador cada 5 minutos: 2-1, 6-2, 8-5, 9-6, 12-8 y 15-8 (descanso); 16-9, 18-11, 19-13, 20-14, 23-18 y 28-21 (final)

Incidencias: 2ª Jornada de la Liga Asobal. Artaleku (Irun). 900 espectadores.

Árbitros: Fernández Fernández y Martín Franco. Excluyeron por parte del Bidasoa a Crowley (2), Borragán (2) y Popovic. Excluyeron por parte del Sinfín a Muñiz y Amarelle

No ha tardado demasiado el Bidasoa en sumar los dos primeros puntos del curso. Artaleku quiso celebrar su retorno a la élite con una victoria convincente. Los bidasotarras comenzaban mandando desde el comienzo del choque. Nonó llevaba el peso anotador del equipo en los primeros minutos y Zubiria empezaba a engrosar sus estadísticas muy pronto. Seis paradas del de Usurbil en los primeros 10 minutos y la eficacia del Bidasoa en ataque ponían el partido de cara desde el comienzo (6-2). El Sinfín solicitaba su primer tiempo muerto.

Artaleku disfrutaba mientras su equipo gestionaba rentas de 3 y 4 tantos. En la recta final de los primeros treinta minutos, un parcial de 4-0 dejaba el electrónico en un 15-8 muy favorable para el conjunto de Jacobo Cuétara. Zubiria, con 13 paradas -3 de ellas desde los 7 metros-, estaba de sobresaliente.

Sin sustos tras el paso por vestuarios

La reanudación del encuentro seguía dejando noticias positivas en Irun y no hubo atisbo de remontada por parte de los cántabros. El cambio de portería no afectaba a Zubiria, que sumaba 8 nuevas intervenciones en la segunda mitad. Borragán subía el 19-11 al electrónico poco después de cumplirse el minuto 10 y ponía la máxima renta del choque para los bidasotarras. La ventaja de los amarillos no iba a bajar de los cinco tantos en el segundo acto (19-14, minuto 17). Jacobo Cuétara solicitaba en ese instante tiempo muerto y organizaba a los suyos para lo que quedaba. Y lo que quedó fue también muy favorable para el Bidasoa. Un tanto de Crowley devolvía la máxima ventaja al conjunto amarillo a falta de dos minutos (27-19) y Basaric hacía el último de la noche para redondear una jornada para el recuerdo: la de la primera victoria en la vuelta a la Liga Asobal.

Sumar todo lo posible

Jacobo Cuétara comparecía en rueda de prensa al término del encuentro “contento por la primera victoria y el rendimiento del equipo”. “Askoren lehena (la primera de muchas)”, empezaba diciendo el técnico ante los medios.

Los puntos han llegado pronto y Cuétara confía en su equipo. “Estamos muy seguros de lo que estamos haciendo. Aunque nos plantáramos con 0 puntos en la quinta jornada seguiríamos igual”. A pesar de la victoria, el preparador riosellano ha reconocido que “todavía tenemos que mejorar muchas cosas. Tenemos margen para crecer, pero los rivales nos lo pondrán difícil”.

“Entre zona media y baja de la tabla va a haber muy poca diferencia. Hay que ir sumando todo lo posible para llegar mejor al último tercio”, opinaba Cuétara sobre el desarrollo de la Liga Asobal.

El héroe de la noche también comparecía ante los medios. “Me he encontrado bastante cómodo. Iba sacando balones, la defensa ayudaba y el rival tenía cada vez más dificultades”, reconocía Asier Zubiria.