Marina García Fernández, cantinera de Caballería

Marina García Fernández fue elegida cantinera de la Escolta de Caballería el 6 de mayo. Tiene 22 años y es estudiante de Diseño Gráfico.

0
2567

– Has sido la primera en ser elegida y has ido viendo como poco a poco iban saliendo todas elegidas. ¿Tienes sensación de anfitriona?

En absoluto tengo la sensación de ser anfitriona por haber sido la primera en ser elegida. He ido viendo con ilusión como el resto de mis compañeras iban siendo elegidas.

– ¿Cómo recuerdas el día de la elección?

Tengo un recuerdo maravilloso de aquel día. Desde la mañana lo pasé en familia ya que teníamos una celebración familiar muy especial. Hacia las siete de la tarde, fui a casa con los aitas, mi hermano, mi abuela y la ama de mi novio por si salía elegida. A los pocos minutos de haber llegado a casa, algunos de los familiares con los que estaba en la anterior celebración empezaron a venir también. Como yo sabía que estaban subiendo tíos y primos, estaba tranquila conversando en el salón, cuando de repente, vi a Paco en el umbral del salón seguido de varios mandos. En ese momento me levanté rápidamente y me dirigí a él. A partir de ese momento no soy capaz de recordar los sucesos con mucho detalle, pero creo que nunca olvidaré cómo la casa se llenó de alegría y emoción y yo me sentía dentro de una gravedad distinta, rodeada de mis seres queridos y la compañía que ha hecho posible que estas fiestas sean tan especiales para mí.

– ¿Después de la elección cuáles han sido los primeros preparativos?

Lo primero que cogí fueron las botas, que resultaron ser de mi talla. Más tarde quedé con la modista para probarme los trajes de los días 29 y 30. Ha habido que hacer algún arreglo pero creo que hoy mismo me los llevaré a casa. Lo siguiente que hice fue contactar con la peluquería para el maquillaje y los peinados. Mis aitas se encargan del local y el catering y el resto de detalles me los han ido regalando mi familia y amigos, a los cuales agradezco muchísimo su apoyo y dedicación.

– ¿Montabas a caballo de antes o es la primera vez que montas? ¿Cómo llevas las clases?

He empezado a aprender a montar ahora. Al principio, empecé con la silla inglesa con la que rápidamente empecé a mejorar y a coger soltura. Ahora he empezado a montar con la silla de amazona con la que clase tras clase noto la mejoría también. Aun así, quiero aprovechar al máximo el tiempo que me queda de monta, ya que quiero ir lo más cómoda posible para disfrutar todo lo que pueda y porque me considero perfeccionista en algunos sentidos. Por otra parte, estoy disfrutando muchísimo del aprendizaje por estar en contacto con estos animales de los que aprendo cada día, por los profesores de equitación sin los cuales esto no sería posible, por el apoyo de los integrantes de la compañía que siempre me ayudan y animan y en especial por mi novio, quien ha estado ayudándome desde la primera vez que me subí a un caballo y será el que me ayude a bajarme el último día.

– El día 29 es un día muy especial para la Escolta de Caballería, supongo que todos los momentos lo son pero, ¿esperas ese día con especial emoción?

Sin duda será un día muy especial. Creo que es el día que más nerviosa estaré porque tendré que poner a prueba todo lo aprendido. Me emociona cuando los integrantes de la Caballería me cuentan sus experiencias o tramos favoritos del día de San Pedro de años anteriores. Cuando me hablan de este día creo que no puedo hacerme a la idea de lo bonito que es, es algo que voy a tener el lujo de vivir este año.