La exposición se puede visitar hasta octubre en el Museo Romano Oiasso. / Ayuntamiento de Irun

Este viernes por la mañana se ha inaugurado en el Museo Romano Oiasso la exposición «Mérida. Theatrum Mundi». El acto ha contado con la presencia de la delegada de Cultura del Ayuntamiento de Irun Juncal Eizaguirre; el director del festival de teatro de Mérida, Jesús Cimarro; el gerente del teatro de Mérida, Pedro Blanco; y los responsables del museo irunés, Juanjo Jiménez y Aizpea Goenaga.

La delegada de Cultura, Juncal Eizaguirre, ha destacado «la nueva colaboración del museo Oiasso con el teatro de Mérida, toda una referencia en su campo, que nos permite abrir una línea de trabajo muy interesante dentro de la apuesta que estamos haciendo en el Dies Oiassonis por el teatro clásico greco-latino. A las puertas de nuestro festival romano, y con el proyecto de las termas en el horizonte, contar con esta exposición en Irun es todo un lujo».

Más de 2.000 años de historia han presenciado las piedras del Teatro Romano de Mérida, monumento emblema de la ciudad y una joya de la arquitectura que se configura como arquetipo de cómo eran los edificios teatrales en la época romana. Conocer los secretos arquitectónicos de este majestuoso teatro emeritense ya es una posibilidad gracias a ‘Mérida. Theatrum Mundi’, una exposición que recopila imágenes inéditas, planos históricos y los proyectos de restauración que ha sufrido con el devenir del tiempo. Esta muestra, es fruto del trabajo realizado durante siete años por un equipo de personas dirigido por los arquitectos Jesús Martínez Vergel y Rafael Mesa Hurtado.

Tomando como base el estado actual del monumento y sus restauraciones, el equipo de trabajo ha hecho un análisis crítico para saber cómo era en la época romana cuando aún lucía todos sus revestimientos de estuco rojo, sus telas en toldos, los telones y las maderas de la escena. Según se recoge en los paneles explicativos de la muestra, Vitruvius, en sus ‘Diez libros de arquitectura’, da recomendaciones para el trazado de los teatros con normas geométricas. El arquitecto Antonio Gómez realizó el proyecto de reconstitución del teatro, mientras José Ramón Mélida le indicó qué debía hacer. Mélida sabía que se debían poner en pie las columnas para poner en valor el teatro, pero delegó las tareas en Maximiliano Macías, quien había dirigido las excavaciones y conocía las piezas. Este proyecto se erigió como el verdadero recuperador de la forma esencial del teatro.

Otra de las restauraciones fue la del frente escénico por el arquitecto Félix Hernández. Sin embargo, José Menéndez-Pidal es considerado el auténtico restaurador del teatro romano por reconstruir el segundo orden del ateo. Posteriormente, se restauraron los vomitorios por Mesa y Martínez.

Visita gratuita

La exposición se podrá visitar hasta octubre en horario de apertura del Museo Oiasso. La entrada a esta muestra será gratuita.