La delegada de Obras, Cristina Laborda. / Ayuntamiento de Irun

La delegada de Obras, Cristina Laborda, ha visitado este martes el fin de obras de la nueva zona deportiva en Oñaurre. La instalación se ubica en la calle Clara Campoamor y los trabajos han tenido una duración aproximada de cinco meses.

«Oñaurre es un barrio que ha venido creciendo mucho durante los últimos años. A nivel de equipamientos o mejoras hay que recordar el parque de juegos infantiles o la conexión peatonal reforzada con Ventas. A partir de hoy damos un paso más con esta zona polivalente, que incluye una cancha deportiva y otros elementos para la práctica física al aire libre, que podrán disfrutar los vecinos a partir de hoy», ha explicado Cristina Laborda.

La nueva instalación cuenta con una cancha polideportiva de 30m x 15m con porterías, una zona para jugar a baloncesto y una mesa de ping-pong. También se han incluido elementos para el ejercicio al aire libre y la práctica de la calistenia. La nueva dotación cuenta con un acceso principal desde la calle Clara Campoamor de uso peatonal y puntualmente para vehículos de emergencia y/o mantenimiento. Además, existe un segundo acceso exclusivamente peatonal en el extremo Este, que quedará conectado con la calle Zapatainzabala mediante unas escaleras. El horario de apertura será de 9:00 a 21:00 horas.

Se han ejecutado nuevas infraestructuras de saneamiento de pluviales y alumbrado que garanticen las condiciones óptimas de drenaje e iluminación de los distintos ámbitos. Además, se ha procedido al tendido de una nueva conducción de agua potable para el abastecimiento de la fuente proyectada en el extremo Oeste de la instalación deportiva. El proyecto se adjudicó a la empresa Sasoi Eraikuntzak S.L. con un presupuesto de 327.388,49 euros.

Calle Jostun

Nueva zona polivalente de Oinaurre. / Ayuntamiento de Irun

La zona deportiva no vendrá sola, porque está previstas más mejoras para el barrio en los próximos meses. También dentro de los Presupuestos Participativos, acaban de empezar las obras de una zona de estancia en la calle Jostun, en el cruce con la calle Iñude.

La actuación se localiza en un pequeño solar que actualmente cuenta con dos bancos y una papelera, así como dos farolas a ambos lados de éstos, siendo el uso actual de este espacio como zona de estancia prácticamente residual. Así, el proyecto previsto busca potenciar el uso de este espacio urbano por los residentes de la zona, reconvirtiéndolo en un ámbito recreativo y de estancia.

Para ello, se instalará una combinación de bancos que, junto a una jardinera en la zona central con tres niveles, permitirá crear una pequeña «área escénica» que puede ser utilizado por los vecinos/as del entorno. El proyecto también contempla instalar una marquesina o cubierta y bajo la misma se colocarán otros tres bancos. La distribución de usos se completará con la instalación de una mesa y taburetes de hormigón. Además, se instalarán varias papeleras y una fuente. El proyecto se ha adjudicado a la empresa Urbycolan con un presupuesto de 87.177,81 euros y un plazo de ejecución de dos meses.