Otra mirada sobre la osteopatía, en Irun

0
710

Otra mirada sobre la osteopatía, en Irun

Su trabajo se puede consultarse más a fondo en chispadelavida.com

Chispa de la Vida osasun zentroa: Avenida Iparralde , 44 – 2º planta -20302 Irun (Gipuzkoa) Frente a Ficoba (Parking privado gratuito al lado de la estación de servicio Repsol)

Tel.: +34 624 440 482

Tel.: +33 668 690 963

El pasado lunes, 7 de marzo, dos franceses, Bernard Tisné y su hijo Sébastien Tisné, inauguraron un centro de Medicina Manual en Irun, frente a la Feria Internacional Ficoba. Tras haber enseñado sus técnicas y su saber hacer en París, Lille y Ginebra, deciden así instalarse definitivamente en Gipuzkoa.

En este nuevo centro se practicará: la osteopatía tradicional (manipulaciones en la columna vertebral y técnicas suaves), terapias manuales ancestrales y el desbloqueo del plexo solar y del diafragma, con el Método Kyma (método personal).

Aunque ambos están formados en osteopatía tradicional, estos dos terapeutas nos cuentan que prefieren llamarse rebouteux, palabra que en español significa “curandero manual”. Cuando les preguntamos por qué, nos dicen que a menudo, al final de sus consultas, muchos de sus pacientes les hacen esta pregunta: “¿Qué es lo que me ha hecho? Normalmente los osteópatas a los que voy no utilizan estas técnicas.

Su enfoque es diferente. ¿Dónde aprendió todo esto?”. Para entender mejor a qué se refieren, le vamos a dar la palabra a Bernard para que nos explique todo esto con más detalle. Bernard, explícanos en qué consiste y de dónde viene la práctica que llevas a cabo junto a tu hijo Sébastien.

Después de realizar estudios de Osteopatía Tradicional hace muchos años, en una época en la que la osteopatía tal como la conocemos ahora era prácticamente desconocida, debido a que éramos muy pocos osteópatas ejerciéndola en Francia y Europa, me fui hacia las zonas rurales de Francia, en busca de personas, casi todos ellos agricultores, llamadas rebouteux en Francia, o curanderos en España. Estas personas colocaban en su respectivo lugar, las articulaciones de humanos y animales con conocimientos empíricos adquiridos y transmitidos de padres a hijos, de generación en generación.

A lo largo de los siglos han desarrollado técnicas efectivas que han codificado y experimentado. En diversas reuniones que he podido mantener, he conocido personalmente a gente muy válida. Entonces decidí observar más detenidamente todas estas prácticas ancestrales. Lo primero que hice fue investigar y luego me inspiré en estos actos ancestrales y tradicionales para poder incorporarlos a mi práctica diaria. Incluso si se practicaban en lugares geográficamente muy lejanos, todas estas personas expresaban la misma frase: “Te volveré a poner los nervios en su lugar”.

Muchas personas se vieron obligadas a confiar en estos “médicos rurales”, ya que estas zonas rurales francesas estaban lejos de las grandes ciudades. Siendo el suroeste de Francia una región por donde pasan las rutas de peregrinación hacia Santiago de Compostela, los numerosos peregrinos durante su viaje a Santiago padecían esguinces o contracturas en la parte baja de la espalda, debido a sus largas caminatas. Se paraban en casa de los rebouteux, o curanderos, que se vieron en la obligación de ser los más eficientes y rápidos, para permitir que estos caminantes pudieran continuar con buena salud su peregrinaje hacia Compostela.

La reputación de algunos se extendió mucho más allá de sus regiones de origen. Después de visitar diferentes regio nes de Francia con todos estos curanderos rurales, continué mis investigaciones utilizando métodos occidentales complementarios (método Bowen, método Moneyron, método Dorm, etc.). Viajar por el mundo para descubrir otras tradiciones Insatisfecho y siempre en busca de progreso, hice un viaje por todo el mundo para estudiar y mejorar mi práctica, comenzando por Estados Unidos, origen de la osteopatía, y luego por Asia, incluido Pakistán, Malasia, Japón, China, India, Nepal, Tailandia…

Después me desvié hacia América del Sur, Perú, Colombia y Ecuador y también algunos países del África Negra, y terminé en Marruecos donde tuve ocasión de estudiar con curanderos bereberes. Tanto en los viajes al extranjero como en mis estancias en Francia, ha estado conmigo mi hijo Sébastien. Desde bien joven estuvo inmerso en este universo, lo cual, naturalmente, le provocó el interés. Más tarde, de adulto, después de haberse formado también en osteopatía tradicional, le enseñé todos los métodos que he podido aprender, practicar y perfeccionar durante mis 35 años como terapeuta.

Nuestra práctica terapéutica Es la síntesis de todas estas prácticas occidentales y orientales combinadas. Las técnicas que utilizamos de ninguna manera deben compararse con los métodos clásicos, ya que la ubicación de las presiones, así como las energías no están estandarizadas y varían constantemente de un individuo a otro. Estas técnicas se basan en la rapidez y la velocidad para evitar que el cerebro se enfoque en un punto específico del cuerpo. No buscamos calmar o relajar el cuerpo; al contrario, tratamos de despertarlo.

Las rutas seguidas y la dirección de las presiones no tienen nada que ver con la acupuntura o la medicina tradicional china (MTC). Las rutas seguidas y la dirección de las presiones no tienen nada que ver con la acupuntura o la medicina tradicional china (MTC). La finalidad es mover en profundidad determinados músculos en un orden muy particular, con una presión muy calculada, en función de las zonas anexas, a la vez que sigue el recorrido de determinados nervios para estimularlos y así permitirles restablecer el impulso cuando estas zonas están dormidas.

Método Kyma: Chispa de la Vida Además de todas estas terapias, practicáis en vuestros tratamientos un método de relajación respiratorio (desbloqueo del diafragma), denominado Método Kyma, que ha creado el propio Bernard y que enseñáis a otros profesionales. ¿Puedes contarnos más sobre el Método Kyma? Este método, que consiste en liberar el diafragma y el plexo solar es único. No tiene relación directa o indirecta con la osteopatía, otras terapias manuales, la liberación del pericardio o las técnicas de respiración del yoga Pranayama.

Tiene un solo objetivo: quitar esa sensación de opresión o dificultad para respirar que, lamentablemente, muchas personas sienten en esta vida moderna y que les hace la vida más difícil. Esta sensación de malestar y opresión respiratoria es el origen de la constante ansiedad y preocupación para quienes la experimentan.

Este método se utiliza para eliminar la energía estancada del cuerpo y liberar las emociones retenidas reformulando la respuesta del sistema nervioso. Es una forma de vaciado emocional. Desde 2016, lo imparto junto con Sébastien en París, y en otras ciudades de Francia y Suiza, tanto a profesionales de la medicina convencional (osteópatas y fisioterapeutas) y a terapeutas de medicina alternativa/breve, así como a entrenadores de desarrollo personal, entrenadores deportivos, mentales y vocales.