El delegado de Hacienda, Miguel Ángel Páez. / Ayuntamiento de Irun

El pasado jueves, 13 de enero, finalizó el plazo de recepción de enmiendas al proyecto de Presupuestos Generales para el año 2022 y comienza así la cuenta atrás para la celebración del Pleno de la Corporación que debatirá las cuentas anuales del Ayuntamiento de Irun.

Antes, si bien durante los últimos días se han producido algunos contactos preliminares, esta semana el área de Hacienda iniciará la ronda de negociación con los grupos políticos municipales. Sobre la mesa, el proyecto de Presupuestos elaborado por el Gobierno Municipal y las 53 enmiendas presentadas por los diferentes grupos políticos municipales.

Como es habitual en esta fase previa al Pleno, el área de Hacienda aborda esta negociación con tono constructivo, con capacidad de recibir y dispuestos a incorporar propuestas, en el objetivo de enriquecer los presupuestos en un año que va a seguir requiriendo de todos los esfuerzos para combatir la pandemia y apoyar a los colectivos iruneses más afectados.

En esa línea, el delegado Miguel Ángel Páez destacaba «la importancia de trabajar por los puntos de encuentro, más en estos tiempos, y que más allá de las siglas políticas podamos alcanzar consensos para que la ciudad siga avanzando». Asimismo otra de las cuestiones que se ha confirmado es la fecha del Pleno de Presupuestos, previsto para el 31 de enero.

82 millones

Cabe recordar que el proyecto presentado por el Gobierno Municipal asciende a 82.081.176,45 euros, unas cuentas que se incrementan un 5,8% con respecto al año anterior. Destaca por el refuerzo de los servicios públicos, aumento de personal, incremento del gasto social, un importante bloque de inversiones por valor de 8,7 millones, y el cierre de compromisos del programa de Gobierno. Ganan protagonismo también los proyectos presentados a los fondos europeos.