En base al reciente estudio presentado públicamente, casi el 60% afirmaba que no utilizaba la bici. / Ayuntamiento de Irun

En el Día Mundial de la Bicicleta, el 19 de abril, los departamentos de Movilidad y Desarrollo Sostenible del Ayuntamiento de Irun informaron de que trabajan en una propuesta que tiene como objetivo incentivar la compra de bicicletas eléctricas.

«Este no es un año cualquiera en la movilidad ciclista. Vamos a dar un salto importante en este ámbito con novedades interesantes que se están ya materializando con noticias positivas como las obras del bidegorri de la avda. Letxumborro ya en marcha o el futuro carril bici de la calle Monte Aldabe. Todo esto para ir cerrando la red de bidegorris en aquellas vías a las que por sus características no llega el Irun 30, y dar así una alternativa más segura que busca fomentar la movilidad ciclista», explicaba Cristina Laborda.

En esa línea, se trabaja en una propuesta, que una vez se concrete, significaría la apertura de una nueva línea de ayudas para la adquisición de bicicletas eléctricas. «Es una medida muy importante en clave sostenibilidad que buscaría incentivar el uso de este tipo de medios de transporte. Existen ya medidas que fomentan el uso coches eléctricos, pero en este caso lo novedoso está en la compra de bicicletas, pensando sobre todo en aquellas personas que descartan ir bici por diversos motivos, como puede ser por ejemplo no reunir unas condiciones físicas básicas».

Desde el área de Movilidad señalaban que, en base al reciente estudio presentado públicamente, casi el 60% afirmaba que no utilizaba la bici, «por lo que esta propuesta iría encaminada a ofrecer una alternativa que pueda incentivar el uso de la bicicleta como medio de transporte sostenible». Movilidad y Desarrollo Sostenible trabajan en la propuesta para llevarla a la mesa de movilidad, foro de trabajo que reúne a grupos municipales y entidades sociales de la ciudad, dentro de las acciones para fomentar la movilidad ciclista.

«Es cierto que hablamos de un mercado que aquí aún se tiene que desarrollar, pero tenemos ejemplos que allí donde está más implantado, las cifras de uso son importantes», añadía la delegada. Ponía como ejemplo países como Holanda, Bélgica o Alemania; en este último caso, por ejemplo, en 2017 se vendieron 1,6 millones de unidades y tienen una previsión de crecimiento del 8,2%.