Txomin Sagarzazu, alcalde de Hondarribia. / Ayuntamiento de Hondarribia

El alcalde de Hondarribia ha emitido un primer comunicado en torno a la sentencia del Plan General de Ordenación Urbana que se ha conocido en las últimas horas. Txomin Sagarzazu «desea manifestar en una primera valoración que la sentencia anulatoria sobre el PGOU de Hondarribia da la razón al Ayuntamiento de Hondarribia en lo que respecta a las cuestiones urbanísticas planteadas en el recurso presentado ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, pero no así en cuanto a las cuestiones formales, que es por lo que se dicta la suspensión de dicho Plan General».

Señala Sagarzazu que «se trata de la no presentación de dos informes sectoriales: el informe de telecomunicaciones y el informe sobre el valor agrológico de los suelos, dos cuestiones que no tienen que ver con el contenido fundamental del plan, pero el tribunal así lo ha estimado. El tribunal da la razón al Ayuntamiento en las cuestiones urbanísticas concretas recurridas para el ámbito Mendelu-Eskapatxulo, pero no así en lo que respecta a las cuestiones procedimentales generales ya mencionadas».

Tras esta primera valoración en la que se considera que no es una buena noticia para el desarrollo de la ciudad, el alcalde ha manifestado que estudiarán la sentencia y no ha descartado recurrir al Tribunal Supremo.

En caso de que el Tribunal Supremo ratificara la sentencia ahora dictada por la falta de esos informes, esto traería como consecuencia «la desproporcionada paralización de muchos proyectos en marcha en lo que respecta a desarrollo urbanístico de la ciudad y afectaría a multitud de temas relacionados con el interés general, como la ejecución de promociones de viviendas tanto públicas como privadas, el desarrollo de los ámbitos de actividades económicas, entre ellos, Zubieta y Zaldunborda Gaina».

«En cuanto a este último ámbito, cabe recordar que el Tribunal Supremo no ha aceptado recientemente el recurso de casación presentado contra dicho ámbito tras la sentencia desestimatoria del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, por lo que se entiende que la actuación del Ayuntamiento ha sido correcta».