José Antonio Santano, alcalde de Irun. / Ayuntamiento de Irun

El alcalde de Irun, José Antonio Santano, ha mantenido este martes en Vitoria un encuentro con la consejera de Sanidad del Gobierno Vasco, Gotzone Sagardui. Sobre la mesa, la renovación del bloque quirúrgico del Hospital Comarcal y el cambio de planes anunciado en los medios de comunicación el pasado 12 de abril para crear un proyecto alternativo al inicialmente planteado, lo que ha supuesto paralizar las obras que estaban previstas iniciar en mayo.

“Reitero la satisfacción de hace unos días, cuando saltó la noticia, después de que la consejera nos haya confirmado hoy que están redactando un nuevo proyecto para renovar el bloque quirúrgico del Hospital del Bidasoa sin cerrar los quirófanos durante las obras”, explicaba José Antonio Santano.

Esta era una de las peticiones de los profesionales del comarcal, de la ciudadanía y de los ayuntamientos afectados. Cabe recordar que todos los grupos municipales del Ayuntamiento de Irun, a excepción del PNV, así como las localidades navarras afectadas, pidieron ya la paralización de la renovación del bloque quirúrgico hasta que se conocieran y se debatieran en una mesa los detalles los trabajos. Así lo pidieron también desde la plataforma Osasun Bidasoa con una importante movilización ciudadana.

La consejera ha confirmado al alcalde que en las próximas semanas se mantendrán reuniones desde el Departamento para recabar opiniones sobre los pasos a seguir. En estos pasados meses, tanto desde el Parlamento Vasco como desde las Juntas Generales se hizo una petición a la consejera para que estableciera un diálogo con instituciones de la comarca del Bidasoa para disipar las dudas provocadas por la renovación del bloque quirúrgico del hospital con el «objetivo compartido» de ofrecer una «asistencia de calidad» a los ciudadanos. El alcalde ha pedido “que se abran también canales de comunicación con los profesionales para escuchar e incorporar, en su caso sus propuestas y evitar conflictos como el que hemos vivió estos meses”. El alcalde estuvo ayer mismo reunido con un grupo de profesionales del hospital y ha traslado sus inquietudes a la Consejería.

Santano, aseguraba que “nuestro objetivo es que el Bidasoa tenga el mejor equipamiento sanitario posible de cara al futuro y en ese sentido, además de hablar de la renovación del bloque quirúrgico, hemos solicitado conocer los planes del departamento para acabar con los déficits de los servicios de Osakidetza en nuestra comarca y hemos recordado la parcela que el Ayuntamiento tiene reservada en Oñaurre para que Sanidad construya allí el tercer ambulatorio de Irun”.

José Antonio Santano aseguraba que ha sido una reunión cordial con la que se ha encauzado el conflicto en torno al cierre de un servicio que nadie compartía y confía en que la oferta sanitaria del Bidasoa pueda seguir mejorando. “Lo principal es dejar atrás el desencuentro vivido y trabajar en positivo para conseguir entre todos y todas, profesionales, instituciones y ciudadanía, el mejor proyecto posible”.