José Antonio Santano, alcalde de Irun. / Ayuntamiento de Irun

El Consejo de Ministro da luz verde a ADIF para que puedan adjudicarse los trabajos de adaptación de la línea de ferrocarril entre Gaintxurizketa e Irun para el paso de los trenes de Alta velocidad. Una obra de más de 59 millones de euros que es fundamental para completar el trazado del TAV en Gipuzkoa y garantizar su llegada a nuestra ciudad.

Cabe recordar que desde que las obras quedarán paralizadas por la entrada en concurso de acreedores de la empresa que las ejecutaba, los trabajos han quedado en suspenso durante tres años y esto ha afectado, y mucho, a las conexiones ferroviarias de Irun. Las obras consistían en adaptar el trazado existente para permitir la llegada de los trenes de alta velocidad hasta la frontera.

El alcalde ha mantenido numerosas reuniones con responsables de Renfe para solicitar mejoras en las conexiones ferroviarias, que si bien se han visto mermadas se consiguieron mejorar en las horas punta. Algo que también han solicitado agrupaciones ciudadanas como la Plataforma de Afectados por las obras del 3º hilo y la Federación de Asociaciones de Vecinos Oiasso 2000. El pleno del Ayuntamiento irunés aprobó, además, con la unanimidad de los grupos políticos una enmienda en noviembre de 2018 sobre este tema.

El alcalde, José Antonio Santano, ha valorado muy positivamente la noticia de la futura recuperación de estas obras que ha calificado de «imprescindibles para completar cuanto antes la conexión ferroviaria de Irun y para las futuras conexiones de la Estación internacional de Adif en la ciudad». El primer edil irunés recordaba que estas obras para adecuar en el tramo Gaintxurizketa-Irun, permitirán la llegada del Tren de Alta Velocidad hasta la ciudad.

Su reanudación coincide con el avance en la licitación de las obras de la Estación Internacional de Adif en Irun que se quieren iniciar en 2022. Actualmente desde el Ayuntamiento de Irun se han trasladado ya una serie de sugerencias relacionadas, entre otras, con una mejor integración del edificio de pasajeros con el entorno, la conexión peatonal con la plaza que se genera frente a la entrada principal de la estación, la pasarela que conecta la calle Estación con Pío XII u otros aspectos como la iluminación o el arbolado en torno a la estación de autobuses.

El Ayuntamiento también presentó hace poco las alegaciones a las obras del tercer hilo en el tramo Gaintxurizketa-Irun a su paso por Ventas. En ese punto el Ayuntamiento, de acuerdo con la Asociación del Barrio y el resto de grupos políticos, ha presentado la posibilidad de eliminar el puente sobre el ferrocarril que sirve de acceso al barrio en procedencia de San Sebastián para reconvertirlo en un espacio donde la movilidad peatonal o ciclista fueran más protagonistas. La alternativa sería reordenar los tráficos de acceso a Ventas de forma que, además del semienlace en Oianurre, se pudiera entrar al barrio desde la Avda. Letxunborro modificando el trazado por el puente de la Bacaladera donde actualmente solo hay un sentido de circulación.

Esta es una de las principales ideas que se encuentran en las sugerencias que ya se han enviado a ADIF, aunque no es la única ya que también hay propuestas para mejorar las estaciones que hay en el barrio con mejores comunicaciones creando conexiones más directas y sostenibles.