Cubierta del patio del edificio del CEIP Toki Alai Infantil. / Ayuntamiento de Irun

El alcalde de Irun, José Antonio Santano, acompañado de las delegadas de Vía Pública y Obras, Cristina Laborda, y de Educación, Mónica Martínez, se han acercado este viernes a la guardería municipal para visitar las obras de renovación de suelos que se han llevado a cabo durante el verano. Coincidiendo con el inicio escolar, el primer edil ha destacado los principales actuaciones o programas que el Ayuntamiento de Irun ejecuta en coordinación con los centros escolares de la ciudad.

«Septiembre es el mes de la vuelta al cole y un buen momento para repasar las iniciativas que el Ayuntamiento de Irun promueve, en coordinación con los centros, para tener en nuestra ciudad una oferta educativa acorde con el tamaño de nuestra ciudad y de sus necesidades», señalaba Santano. «Irun ha vivido en poco tiempo la apertura de nuevas aulas, algo que necesitábamos, pero también es muy importante un trabajo que no siempre se ve pero que es continuo y discreto; y cada cierto tiempo hay que darle el valor que merece ya que hablamos de un apoyo a las familias y de un mantenimiento en buenas condiciones de las instalaciones que tenemos».

Más de 10.000 estudiantes

El número de niños, adolescentes y adultos que vuelven a las aulas estos días alcanza en Irun aproximadamente los 12.300, una cifra que se puede incrementar ya que los plazos de matriculación en algunos casos siguen abiertos. Por niveles educativos, y según datos estimativos, en aulas de 0-3 años hay 696 alumnos; de Infantil y Primaria 4.824 alumnnos; de Educación Secundaria Obligatoria son 2.330 alumnos; y de Bachillerato y Formación Profesional son 2.200 alumnos; también se contabilizan las personas inscritas en el Centro de Estudios para Adultos y en la Escuela Oficial de Idiomas, que suman otros 2.291 alumnos. Todas estas personas se reparten en hasta 31 centros educativos con los que cuenta la ciudad.

Todos estos datos están siempre muy presentes en el área de Educación del Ayuntamiento de Irun, desde donde se trabaja en contacto permanente con los centros en una labor de planificación y ayuda a familias que resulta fundamental para atender las necesidades que se puedan tener desde, por ejemplo, colaborar en la orientación y comunicación e información de los procesos de matriculación de cada año, hasta el detectar necesidades que se puedan desprender de las variaciones de las tasas habituales de natalidad en la ciudad.

Otro de los pilares de trabajo del área es un programa de ayudas económicas a los centros escolares que tiene cuatro líneas de financiación que suman este año 64.000 euros. Es una convocatoria de subvenciones que, principalmente, sirve para costear pequeños gastos de mantenimiento que puedan necesitar hacer centros escolares. El resto de líneas se reparten entre el apoyo a actividades complementarias que organizan los centros como visitas a museos, fiestas de carnavales etc., iniciativas de las Asociaciones de Padres y Madres (AMPA) y los programa de co-educación que los colegios tienen la opción de dirigir ampliando su oferta. El trabajo de las áreas municipales de Educación y Bienestar Social es también muy intenso en todo aquello que esté relacionado con posibles casos de absentismo escolar y apoyo a padres y madres.

Capítulo aparte es el ciclo de conciertos pedagógicos que coordina cada año el Ayuntamiento de Irun ofreciendo a los centros escolares la posibilidad de que sus alumnos asistan a actuaciones musicales fuera del circuito musical más comercial. El pasado año se celebraron una decena de sesiones llegando a más de 3.000 estudiantes.

Inversiones en centros

Santano atiende a los medios de comunicación. / Ayuntamiento de Irun

Detallaba el alcalde otra de las líneas de actuación, como la que protagoniza el presupuesto que cada verano se destina para invertir en la mejora de centros escolares. Este año las inversiones suman un total de 450.447,71 euros que se reparten en cuatro edificios escolares de la ciudad: Toki Alai Infantil, Escuela Infantil Municipal, Dunboa y Eguzkitza. Se trata de obras acordadas con los propios centros y coordinadas a través del departamento de Educación, y que se llevan a cabo en verano para no interferir en el normal desarrollo de la vida escolar.

Por ejemplo la actuación de mayor cuantía es la ejecución de cubierta del patio del edificio del CEIP Toki Alai Infantil con un presupuesto de 181.284,64 euros. La cubierta está muy cerca de ejecutarse en su integridad; está en el lado sur del edificio y se compone de un polígono de seis lados que cubrirá una superficie de 240 metros cuadrados. La Escuela Infantil Municipal por su parte ha visto sustituido el suelo para solucionar problemas de humedades existentes con un presupuesto de 180.787,65 euros. «Teniendo como referencia los últimos tres años, las inversiones en la Escuela Infantil Municipal han alcanzado una media de 100.000 euros», añadían desde el área de Educación.

Programa «Erosi eta Ikasi»

Otro de los elementos a tener en cuenta y que el área de Educación gestiona cada año es el programa ‘Erosi eta Ikasi» de apoyo a familias y comercios de Irun para la compra de material escolar en tiendas de la ciudad. En este 2018 se cumple la quinta edición convocatoria tras la buena acogida de los cursos anteriores (alrededor de 1.500 solicitudes cada año por la compra de material para un total de más de 2.000 niños). Para la concesión de estas subvenciones, existen como el año pasado tres tramos en función de las renta; es decir, según los ingresos familiares puede haber quien no entre dentro de la convocatoria, quien puede cobrar parte de la ayuda y quien percibirá el 100%. Las ayudas por cada menor serán como en años anteriores de 100, 75, ó 50 euros. En cuanto al presupuesto de este programa, la nueva edición cuenta con una dotación económica de 200.000 euros.