El acto tendrá lugar el 25 de septiembre. / Ayuntamiento de Irun

Tal como anunció el área de Desarrollo Sostenible del Ayuntamiento de Irun, la iniciativa «Un acebo para crecer juntos» regresará el próximo 25 de septiembre. Dirigido en esta ocasión a los niños y niñas nacidos en el 2020 y sus familias, esta actividad consistirá en un acto de entrega en los arkupes del Ayuntamiento de una planta de acebo junto con un cuento temático.

Para participar, todas las familias que cuenten con niños/as nacidos/as en Irun el año pasado y que se hayan apuntado previamente, estarán recibiendo estos días la comunicación por correo electrónico con la hora para recoger el acebo. Será obligatorio el uso de mascarilla y se dispondrá de gel hidroalcohólico. Se mantendrá la distancia de seguridad entre las distintas unidades familiares y se limita el número de acompañantes a 2 personas por cada niño o niña nacida en 2020 para la entrega del acebo. Se han establecido hasta 8 turnos que irán pasando por la plaza entre las 10:00 horas y las 12:00 horas.

«Aún siendo un formato más reducido que otras veces por la pandemia, creemos que es muy buena noticia recuperar un acto tan bonito como este, un detalle que la ciudad quiere tener con los recién nacidos y sus familias. Ójala en próximas ediciones podamos ir recuperando la actividad en su integridad», explicaba Borja Olazabal, delegado de Desarrollo Sostenible.

¿Por qué un acebo?

El acebo es una especie muy versátil respecto a las condiciones de cultivo y de vida y para esta ocasión es una opción adecuada por motivos medioambientales, estéticos y prácticos. El acebo puede desarrollarse en cualquiera de las formaciones forestales autóctonas y en cualquier altitud desde el nivel del mar. Sus valores medioambientales son especialmente importantes en el periodo invernal, en que el alimento proporcionado por sus frutos y el abrigo ofrecido por su cubierta perenne, mantienen y fomentan las poblaciones de fauna silvestre.

Respecto al destino que los participantes pueden hacer de estas plantas de acebo, puede variar desde el uso particular, como planta mantenida en un contenedor o en un terreno privado, o como plantas repobladas en parcelas forestales públicas, una vez que hayan alcanzado el tamaño necesario para proceder a un trasplante viable.

El acebo irá acompañado de un cuento que narra la historia entre un niño/a y un pequeño acebo. Se cuenta la relación entre ambos así como las reflexiones del niño, además de destacar también la figura de los padres en algunos momentos del cuento. La historia cuenta con más personajes que nutren este cuento, como un petirrojo, un saltamontes o una mariposa. Al final del cuento el niño/a plantará el acebo, y tratará de mantener esa relación en el futuro.