La consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, ha inaugurado el nuevo ascensor junto al alcalde de Irun, José Antonio Santano. / Irekia

La consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, y el alcalde de Irun, José Antonio Santano, han comprobado el funcionamiento de la nueva infraestructura, que ha tenido un coste algo inferior a los 200.000 euros, financiados por el Gobierno Vasco a través del ente público ETS. Esta actuación se enmarca en la política desarrollada por el Gobierno Vasco para la supresión progresiva de los pasos a nivel que soportan una importante intensidad de tránsito, como es este enclavado en la línea del ferrocarril Hendaia-Donostia. Arantxa Tapia ha reafirmado el compromiso del Gobierno Vasco de «continuar mejorando el servicio y la seguridad”, al certificar el cierre definitivo del paso a nivel de Irun.

Situación pasos a nivel en la red ferroviaria vasca

En la actualidad la red de Euskal Trenbide Sarea cuenta con un total de 115 pasos a nivel, de los que 74 se encuentran en Bizkaia y 41 en Gipuzkoa.

Entre 2010 y 2016 el Gobierno Vasco ha invertido 771,75 millones de euros en la mejora de la red ferroviaria de su competencia. Este montante incluye infraestructura y material móvil. En lo que a pasos a nivel respecta, en este periodo 2010-2016 se han suprimido 46 pasos a nivel, 13 de ellos en Gipuzkoa.

A esta lista podemos añadir la supresión de este paso a nivel de Irun, así como el de Santa Clara, en Zarautz, actualmente en ejecución. En Bizkaia esta misma semana se ha eliminado el paso a nivel de Zaratamo, se trabaja en el de Derio y en breve se licitará el de Lasarmintegi (Usansolo).

Descripción de los trabajos

La construcción de este ascensor en la calle Mourlane Mitxelena resuelve la diferencia de cotas, de 6,60 metros, existente en esta misma calle y que se salva mediante unas pronunciadas escaleras. De esta manera, se optimiza la accesibilidad en la zona y se facilita el cruce de la calle Juan Arana sobre las vías del tren y la calle Mourlane Mitxelena que, hasta ahora, además de por las escaleras, se producía por el paso a nivel próximo a Colón.

Con la puesta en servicio de esta nueva infraestructura se ha conseguido un doble objetivo: por un lado mejorar la accesibilidad, completando las escaleras con un ascensor panorámico con capacidad para 8 personas en la calle; y por otro se garantiza la seguridad, ya que se ha suprimido un paso a nivel peatonal muy transitado sobre una línea importante. La construcción del elevador pues, ha permitido la eliminación de este punto negro.

La estación de Colón crece en viajeros

La estación de Irun-Colón, con 700.000 usuarios en 2016, es la tercera con más viajeros de todo el topo, solo superada por Amara y Anoeta. Si analizamos los datos entre enero-agosto de 2017, ya lleva 501.376 usuarios acumulados, frente a los 465.890 usuarios registrados en el mismo periodo del año anterior.

La línea del topo, gestionada por Euskotren, contó con 7.788.513 usuarios viajeros en el 2016, y para el cierre del ejercicio del 2017 las estimaciones son optimistas. Tapia ha señalado que “este incremento del 7,6% consolida un servicio con gran aceptación para los irundarras”. La oferta ferroviaria entre Irun y Donostia, con topo cada 15 minutos en días laborales y complementándose con los Cercanías Renfe cada 30 o 60 minutos, priorizando el ferrocarril sobre otros modos de transporte menos eficientes, es un ejemplo a seguir.

Colaboración para las obras del tercer carril

Las obras de la implantación del tercer carril que está realizando ADIF entre Hendaia y Donostia-Astigarraga con el objeto de permitir circulaciones de trenes de anchos ibéricos y UIC estándar, han obligado a realizar obras en la infraestructura existente, donde circula Renfe, de aproximadamente 18 meses en la primera fase hasta Lezo-Rentería. Aparte de instalar el tercer carril, el túnel de Gaintxurizketa requiere una adaptación en gálibo, lo que supone que las circulaciones han de efectuarse en vía única, con lo cual la capacidad de la línea se resiente.

Para paliar los inconvenientes a lo largo de la ejecución de los trabajos, Renfe y Euskotren firmaron en abril de 2017 un acuerdo que permite a los usuarios provistos de un título de transporte de Renfe, usar los trenes de Euskotren en las estaciones comprendidas entre Irun-Colón y Pasaia. Ello ha llevado aparejado, entre otras cosas, la instalación de una máquina de venta de billetes de Renfe en la estación de Irun-Colón de Euskotren y la puesta en marcha de un servicio de información y señalítica. Desde la puesta en marcha de la posibilidad de uso de los trenes de Euskotren con billete Renfe, más de 25.000 personas han accedido al topo con billete de Renfe.