Rebaje realizado en Santiago. / Ayuntamiento de Irun

El área de Obras informaba el pasado mes de agosto de una nueva campaña de supresión de barreras arquitectónicas, o rebajes de acera, la segunda en lo que va de año. Son habitualmente unas actuaciones dirigidas a facilitar el acceso a los pasos de peatones, mediante la adecuación de los mismos o en ocasiones a través de la creación de nuevos pasos.

El proyecto de estas últimas semanas, y que ya ha tocado a su fin, buscaba seguir adaptando los rebajes de acera y pasos de peatones en base a lo que marca el Plan de accesibilidad. «Son campañas que se van renovando cada cierto tiempo, y en ocasiones demandadas por la ciudadanía a través, por ejemplo de los presupuestos participativos como es el caso de las últimas actuaciones. Si bien de pequeño formato, son obras de gran valor porque buscan facilitar los desplazamientos a pie y evitar problemas, sobre todo pensando en personas que pueden tener una capacidad de movilidad más reducida», explica la delegada de Obras, Cristina Laborda.

Los pasos peatonales de la ciudad disponen en su mayoría del correspondiente rebaje de acera, no obstante y dado que muchos de ellos fueron ejecutados con anterioridad a la normativa vigente, se encuentran con unos rebajes con bordillos aún y todo elevados que generan dificultades en el acceso peatonal.

Los puntos en los que se ha actuado han sido los siguientes: rebajes en zona SantiagoDunboa (pasos de cebra existentes en el puente sobre el canal); y las calles Txoantenea, Victoriano Juaristi y Tonpes. El presupuesto para ejecutar estos trabajos ha sido de 42.558,94 euros. La empresa encargada de los trabajos es Construcciones Lefesa, S.L.

Esta campaña, que se renueva regularmente, tomaba el relevo de las mejoras de este tipo en la avenida Letxunborro ya realizadas en la primera mitad del año, entre la rotonda del hotel Ibis y la rotonda del Café Irun con un presupuesto de 41.079,50 euros. Así, la inversión total destinada a mejorar la accesibilidad con este tipo de campañas este año se acerca a los 100.000 euros.