Zabala y Echeveste. / Ayuntamiento de Irun

La delegada de Igualdad, Miren Echeveste, ha dado a conocer la campaña «El amor vence al odio» contra la homofobia y la xenofobia. La iniciativa nace fruto de una propuesta de los presupuestos participativos y tendrá presencia en toda la ciudad a lo largo de las próximas semanas con el fin de fomentar el respeto hacia las diferentes formas de ser y amar.

“Hemos querido buscar una manera cercana, directa y accesible para que el mensaje llegue a gente de todas las edades, para que la ciudadanía y las personas que nos visiten durante las fiestas reflexionen sobre sus prejuicios, a la vez que comprendan la necesidad de romper estereotipos. Como bien dice la campaña, los prejuicios y el odio a lo diferente o poco común nos divide como sociedad, pero al final, la necesidad de cariño y de amarnos nos lleva a superar ese odio y a dejar a un lado nuestros prejuicios. Ese es el espíritu de la ciudad que queremos promover desde el Ayuntamiento: una ciudad donde todo el mundo tenga cabida y donde todas las personas puedan ser quienes son y amar libremente”, ha señalado Echeveste.

Así, en colaboración con el fotógrafo Ibai Armentia, se han seleccionado seis fotografías que serán la imagen de la campaña. Estas instantáneas tienen como protagonistas a dos mujeres lesbianas, dos hombres gays, tres mujeres en relación poliamorosa, mujer y hombre transexuales en relación heterosexual, mujer y hombre CIS en relación heterosexual, y dos personas no binarias.

Las seis fotografías muestran diversidad, no sólo étnica, racial y LGTBIQ+, sino que también hacen un giño a las personas con diversidad funcional y luchan contra el edadismo. Se pretende visibilizar referentes para romper con los estereotipos.

Diferentes soportes

La campaña «El amor vence al odio» se divulgará a través de diferentes soportes; por un lado, un autobús de la L2 circulará entre el 20 de junio y el 10 de julio con las imágenes de la iniciativa; posteriormente, soportes de calle llevarán las imágenes por los distintos barrios durante el verano, y las redes sociales municipales compartirán las fotografías, acompañadas de breves descripciones sobre las diferentes formas de ser y sentir.

Completando esta campaña, el 28 de junio, Día Internacional del Orgullo LGTBIQ+, se ha programado una fiesta de la espuma por la diversidad, a las 12:00 horas, en la plaza San Juan. Seis cañones de espuma lanzarán los colores de la bandera arcoíris, llenando la ciudad de color y reforzando la presencia de la bandera en la Casa Consistorial.