Detenido en Francia gracias a la colaboración de la Policía Nacional un hombre que aprovechaba el traslado de migrantes en situación irregular a través de la frontera para realizar contrabando de tabaco

Los investigadores de la Comisaría de Irun pudieron determinar que, sólo en el mes de mayo de este año, había realizado un total de 28 cruces de frontera entre España y Francia

0
821

Agentes de la Brigada de Extranjería y Fronteras de Irun y de la Policía de Aire y Fronteras de Hendaya han participado, conjuntamente, en una investigación entre España y Francia que se ha saldado con la detención en el país galo de un ciudadano argelino al que se le imputan presuntos delitos de favorecimiento a la inmigración ilegal y de contrabando.

La investigación se inició cuando los agentes españoles detectaron que un vehículo conducido por un ciudadano de origen magrebí realizaba numerosas paradas en zonas y pasos fronterizos que los traficantes de seres humanos usan habitualmente para la recogida de inmigrantes irregulares, principalmente de origen africano, que ansían cruzar de forma ilegal la frontera con Francia.

En este sentido, los investigadores de la Comisaría de Irun pudieron determinar que, sólo en el mes de mayo de este año, había realizado un total de 28 cruces de frontera entre España y Francia. Asimismo y tras las averiguaciones oportunas, identificaron al sospechoso, obteniendo que era un ciudadano argelino asentado en la localidad navarra de Santesteban, donde residía junto a su familia tratando de aparentar una vida normal.

Por otra parte y tras las oportunas actividades de coordinación policial internacional, los agentes españoles pudieron determinar que, simultáneamente a sus pesquisas, la Policía de Aire y Fronteras de Hendaya también tenía a este individuo bajo investigación, lo que propició que se llevara a cabo una reunión de coordinación entre ambos Cuerpos en el Centro de Cooperación Policial y Aduanera de Hendaia.

Debido a que en el país galo los agentes ya contaban con la tutela judicial de un Tribunal de Justicia, y a pesar de que los investigadores de nuestro país tenían las investigaciones más avanzadas, la Policía Nacional facilitó a los colegas del cuerpo de seguridad francés el contenido de sus averiguaciones.

Como fruto de esta reunión, ambos cuerpos acordaron establecer sobre el investigado un dispositivo de vigilancia que abarcara tanto en territorio español como el francés, pudiendo determinar que cruzaba la frontera hasta Francia varias veces por semana en su vehículo particular y lo estacionaba en la ciudad de Bayona, donde posteriormente tomaba el tren hacia la ciudad de Burdeos transportando varias maletas voluminosas. En este sentido, los agentes constataron que había tomado 13 veces el tren entre las estaciones de Bayona y Burdeos.

En dichas vigilancias, los agentes también averiguaron que regresaba el mismo día hasta España sin rastro de dichas maletas. Esta actividad, repetida durante varias semanas, permitió a los investigadores de ambos lados de la frontera saber que el sospechoso habría sumado a su actividad de tráfico de migrantes la del transporte de mercancías de carácter desconocido.

Finalmente, el pasado 3 de agosto la Policía de Aire y Fronteras de Hendaia detuvo a este individuo a su paso por la frontera en Col de Lizuniaga cuando trasladaba en su coche a un inmigrante en situación irregular y transportaba, además, varias maletas que contenían 110 cartones de tabaco, por lo que se pudo determinar que aprovechaba sus viajes para realizar contrabando de esta sustancia.

Por todo ello, el detenido permanece ingresado en un centro penitenciario francés a la espera de la celebración de un juicio previsto para el próximo mes de septiembre.