EH Bildu ha presentado enmiendas a los presupuestos, con la descentralización de Irun y la vivienda pública como ejes

“Hemos querido poner el acento en dos ejes fundamentales: la descentralización de Irun y la vivienda pública de alquiler dirigida a las y los jóvenes”

0
226

EH Bildu ha registrado sus enmiendas a los presupuestos municipales. Con el objetivo de mejorar las condiciones de vida de las y los irundarras y minimizar la brecha social existente en Irun, “hemos querido poner el acento en dos ejes fundamentales: la descentralización de Irun y la vivienda pública de alquiler dirigida a las y los jóvenes”.

Comenzando por la descentralización de Irun, EH Bildu lleva años reivindicando que hay que dar fuerza a los barrios, ya que son los barrios los que hacen Irun. Y para ello es imprescindible dotar a los barrios con servicios municipales. Así, “hemos propuesto un proyecto piloto en tres barrios concretos. Este proyecto se centrará en tres ejes: una unidad de SAC/SAC, una ventanilla de Bienestar Social y un centro-biblioteca cultural que funcionaría en red con CBA. Para la primera fase de este proyecto piloto hemos propuesto tres barrios: Landetxa, Anaka y Elitxu. No obstante, nuestro objetivo es extender este proyecto a los barrios de Irun. Para llevar a cabo el proyecto, hemos presentado enmiendas por importe de 250.000 euros”.

La creación de un parque público de vivienda en alquiler ha sido uno de los ejes de EH Bildu, y así se ha recogido en los acuerdos presupuestarios de años anteriores Hasta ahora han sido 6 millones de euros los que hemos acordado. “Este año también hemos querido profundizar en ello, con especial atención a las y los jóvenes, ya que tienen dificultades añadidas para acceder a una vivienda o pagar un alquiler. Para dar solución a esta situación hemos propuesto la creación de apartamentos destinados a jóvenes en alquiler público. El importe de esta enmienda es de 2.833.965 euros y se divide en tres anualidades: 93.950 euros en 2022, 1.245.982 euros en 2023 y 1.494.033 euros en 2024”.

También “hemos querido poner sobre la mesa el drama humanitario que está viviendo Irun conlas personas migrante en tránsito. El Ayuntamiento de Irun no tiene competencia directa ni toda la responsabilidad en la materia, pero no puede dar la espalda a la situación. Nos parece imprescindible un cambio de protocolo en los dispositivos que gestionan las diferentes instituciones, ya que a pesar de haber plazas vacantes, muchas veces algunas personas migrantes quedan fuera de los dispositivos, incluso en las frías noches de invierno. Por eso pedimos al Ayuntamiento que elabore un informe técnico con el perfil y la casuística de estas personas que se quedan fuera, ya que es urgente que se informe de esta situación al resto de instituciones competentes, porque nadie quiere vivir otra tragedia. Para poder desarrollar esto hemos solicitado un estudio de 15.000 euros”.

En las negociaciones sobre las enmiendas “que hemos presentado, también incluiremos otro tema muy importante para nuestro grupo: así, pediremos al gobierno municipal que se comprometa con el euskera, tanto de cara al exterior como al interior del ayuntamiento. Dando para ello un salto cualitativo en el uso del euskera. Este compromiso debería plasmarse, por un lado, en las comparecencias que realice el gobierno municipal, y también en los contratos municipales, en los que vamos a exigir que se intensifique el control de las cláusulas de euskera”.