José Mari Gajate Soreasu.

Terminaron las fiestas de Behobia y son días de descanso para José Mari Gajate Soreasu, al frente de una comisión que se encarga desde hace años de organizarlas. Hemos hablado con él para hacer balance:

– Las fiestas de Behobia concluyeron hace unos días. ¿Qué balance podemos hacer?

Balance superpositivo, todos los eventos que teníamos organizados se han podido celebrar y todos con mucha participación, mucha gente ha venido también a verlos y en todos ha habido una asistencia espectacular, aunque siempre estamos atentos a las críticas constructivas para poder mejorar.

– Las de Behobia son de las fiestas más antiguas y concurridas de la ciudad. ¿Cuál es el secreto del éxito para mantenerlas y que tanta gente acuda?

Organizamos muchas actividades que igual en otras fiestas de otros barrios no las pueden hacer. Disponemos de la famosa plazoleta que es una lugar ideal para poder celebrarlas y ofrecemos a todas las personas que participan o vienen a verlas todas las facilidades para poder participar o disfrutar de ellas. Pero sin duda, todo esto no podría hacerse sin el componente humano: somos muchos los que participamos y sin ellos no saldrían adelante.

Gajate, con Behobie al fondo.

– La apertura de la pasarela peatonal y ciclista seguro que ayuda a que la gente se acerque. ¿Han pensado en alguna actividad en esta zona?

Ahora gracias a ello es más fácil acercarse al barrio pero este año ha sido todo tan prematuro, que no pudimos pensar nada. Para próximos años se podría pensar algo, pero no está entre nuestros planes.

– Háblenos un poco del trabajo de la comisión festejadora: cuándo empiezan a reunirse, cuántas personas trabajan en la organización de las fiestas…

Empezamos a reunirnos y a hablar a principios de febrero, aunque todo el año estamos en activo, cualquier novedad o evento que se vea por otros lugares u ocurrencias nuevas enseguida se comunican al grupo. Somos alrededor de unas 15 personas, y yo como responsable un poco de ello, no puedo más que dar las gracias, pues sin ellas esto no saldría adelante. Desde luego no sabe el barrio de Behobia la suerte que tiene de tener este grupo que lo da todo y más, solamente por amor a él, y yo desde luego no tengo más que palabras de agradecimiento hacia todas esas personas.

– Tour humorístico de la «República Independiente de Behobia», Campeonato Mundial de Truk, Gran Carrera de Caracoles, fiesta de pijamas… ¿A quién se le ocurren todas estas actividades?

El tour lleva 63 años celebrándose, no sabría decirte cómo comenzó, pero es una actividad que no queremos que se pierda y todos los años nos esforzamos en que así sea. Lo de las cartas es algo que se hace en todas las fiestas, aquí se alterna una año truk y otro mus. La carrera de caracoles es algo en lo que cada año participa más gente, es algo inaudito, gente semanas antes entrenándolos (y esto es verídico, vino hasta la ETB en el programa sobre fiestas). Lo de los disfraces es el quinto año, se empezó para animar la noche en la que suelen juntarse las cuadrillas, que suele ser el sábado, y darle un toque diferente. Está funcionando muy bien.

– Seguro que están ya pensando en las fiestas del año que viene… ¿Alguna nueva iniciativa que quieran poner en marcha que les ronda ya por la cabeza?

Hace tiempo que nos ronda la carrera de tablones, que antiguamente se hacía y tenía mucho éxito, y algunas ideas más, pero aun están poco maduras, veremos para los proximos años.