En marcha los procesos para incorporar 7 agentes y sumar nuevos vehículos y otros medios. / Ayuntamiento de Irun

La delegada de Policía Local, Cristina Laborda, ha dado a conocer las líneas de trabajo más destacadas abiertas por su departamento de cara a este 2022. Se trata de un año importante para esta área municipal ya que se trabaja para que cristalicen a lo largo de estos meses algunas de las iniciativas anunciadas recientemente y que son claves para reforzar la estructura de la organización.

Antes de entrar en detalle, y haciendo un breve balance de estos últimos dos años de pandemia, Cristina Laborda ha querido poner en valor la labor de Policía Local que, junto con Protección Civil, «pusieron de manifiesto en los peores momentos de la Covid-19 el valor de los servicios públicos y su puesta a disposición de las necesidades más apremiantes que tenían en esos momentos los iruneses e irunesas. Un modelo de proximidad y atención a la ciudadanía que, ahora que han pasado los meses más difíciles y vamos volviendo a la normalidad, queremos reforzar a través de diversas iniciativas».

La delegada se refería a continuación al Plan de Acción presentado el año pasado «y que a lo largo de estos meses esperamos ver sus primeros frutos», señalaba Cristina Laborda. Esta iniciativa, que tiene como objetivo garantizar la seguridad y la convivencia en la ciudad, nace de la coordinación con responsables de seguridad del Gobierno vasco y contacto previo con asociaciones vecinales, hosteleros y comerciantes para la puesta en marcha de una serie de medidas concretas. Asimismo, y siguiendo con la relación con la Ertzaintza, la delegada explicaba que se trabaja en un convenio de colaboración para repartir funciones y mejorar la coordinación entre los dos cuerpos.

Cristina Laborda señalaba en un primer lugar al aumento de la plantilla municipal, que espera concretarse en próximos meses en siete nuevos agentes, «dentro de una reflexión abierta para determinar la dimensión del departamento en los próximos años y reforzar su modelo de proximidad recogiendo demandas ciudadanas en clave de una mayor presencia y trato directo con vecinos/as».

Otra de las mejoras vendrá de la mano de la incorporación de más medios para la labor policial como es la instalación de cámaras en una docena de puntos. Sobre esta cuestión la delegada recordaba que este procedimiento de instalación de cámaras requiere en algunos casos autorización previa del departamento de Seguridad del GV, trámite ya iniciado para alguna de las localizaciones seleccionadas. En este capítulo de más medios, está previsto el suministro de otros elementos de tecnología y materiales para el día a día de los agentes, fruto igualmente de los presupuestos participativos. Esto, unido al refuerzo del parque móvil municipal con tres nuevos vehículos híbridos y una nueva furgoneta eleva la dotación presupuestaria a estas cuestiones a los 543.000 euros.

Este refuerzo extraordinario se suma al presupuesto anual que maneja Policía Local que este 2022 ronda los 7,7 millones de euros.

Un gran pacto

La delegada de Policía Local subrayaba que todas estas acciones recogen el espíritu que se materializa en un gran pacto político que propuso el Gobierno Municipal y que está entregado a los grupos municipales con el objetivo de alcanzar un consenso.

«En un asunto de este calado la unidad sería fundamental y por eso vamos a trabajar para reunir en torno a este gran pacto el mayor número posible de apoyos», añadía la delegada. Con este gran pacto se busca integrar a todos los representantes municipales y que mantenga las líneas de participación que ya se han abierto por parte del gobierno, para que en clave de prevención se pueda seguir trabajando de forma unánime en la calidad de vida en la ciudad para conseguir una sociedad más igualitaria y cohesionada. El pacto ayudará a acordar entre todos un escenario de prevención y un marco de actuación en el campo de la seguridad, unos principios desde los que intervenir, unas prioridades a las que atender y unos objetivos que alcanzar.

Avances en ordenanzas y el Plan de Protección Civil

Entre otras líneas de trabajo abiertas, Cristina Laborda ha terminado refiriéndose a las tareas que también asume Policía Local en lo que se refiere al cuidado y atención de nuestras mascotas. Sobre esta materia, se prevé avanzar próximamente con una nueva ordenanza municipal para la protección de animales. Está previsto contar en próximos meses con un borrador con la que, entre otras cuestiones, se podrá actualizar todo el reglamento que regula la protección, bienestar y tenencia de animales en la ciudad.

Igualmente, 2022 será el año de consolidación del nuevo Plan Municipal de Protección Civil, aprobado recientemente. Cada localidad de más de 20.000 habitantes tiene qe tener uno, y en él se establecen, en el caso de Irun 16 situaciones de riesgo y cómo proceder en cada caso; la iniciativa persigue promover la autoprotección creando una cultura preventiva en la ciudadanía.