Infografía del proyecto.

Uno de los proyectos reconocidos por los fondos europeos en Irun empieza a coger forma. Se trata de la reurbanización de la calle Santa Elena. Los primeros movimientos se dejarán notar ya esta misma semana y está previsto que la obra finalice en 7 meses.

El proyecto ha obtenido más de 300.000 euros de ayuda económica y tiene como objetivo mejorar la integración del vial en todo este entorno que hace de conexión entre Arbes y la Parte Vieja. Es una continuidad, además, de las renovaciones de la zona de plaza Urdanibia con prioridad peatonal y de las que vendrán próximamente en esa línea, como todo el cambio en el entorno de San Juan.

Entre las cuestiones a atender en calle Santa Elena, la accesibilidad peatonal debido a la estrechez de las aceras, así como al estado deteriorado del pavimento. «Vamos hacia una plataforma única que, como en otros puntos en donde hemos actuado de forma similar, permite crear zonas más amables donde el protagonista es el peatón, además de calmar el tráfico. Será una intervención integral además en la que aprovechamos para, de la mano de Servicios de Txingudi, renovar las redes de suministro», explica la delegada de Obras Cristina Laborda.

La propuesta base elaborada para esta actuación incluye por tanto una plataforma única y, en cuanto al aparcamiento de la calle, actualmente en batería en el margen izquierdo en el sentido de circulación, pasará a ser un estacionamiento en línea de servicios en el margen derecho (carga y descarga) y para personas con movilidad reducida creando así aceras más amplias que faciliten la movilidad peatonal.

La obra también busca una mejora de las infraestructuras de la calle, considerándose fundamental la renovación de las canalizaciones de saneamiento y de agua potable, e instalación de nuevo alumbrado con tecnología LED a lo largo de la calle, luminarias de tipología similar a las de la plaza Urdanibia.

Cabe recordar que el proyecto ha contado con un proceso de participación abierto a través del cual se recibieron 42 aportaciones; tal como se hizo público los aspectos más relevantes de las aportaciones ciudadanas que se incorporaron o reforzaron el proyecto fueron los siguientes:

 La necesidad de garantizar el calmado de la circulación de los vehículos, con limitación a 20Km/h y la colocación de elementos ralentizadores adecuados.

 Creación de un espacio para el estacionamiento de motocicletas y ciclomotores.

 Colocación de jardineras y pivotes para evitar que los vehículos aparquen en las aceras.

 Cuidar la señalización destacando la preferencia peatonal.

El presupuesto de esta actuación es de 475.642,53 euros y la empresa adjudicataria, Urbycolan S.L. Cabe señalar que el Ayuntamiento presentó este proyecto a los fondos europeos en la convocatoria de implantación de zonas de bajas emisiones y la transformación digital y sostenible del transporte urbano con respuesta favorable. Así, esta obra cuenta con una ayuda de 301.451,65 euros. El plazo de ejecución previsto es de 7 meses.

Aviso tráfico

Con motivo del inicio de obras se anuncian las siguientes afecciones al tráfico:

A partir del martes 5 de julio, la calle Santa Elena permanecerá cortada al tráfico. Esto provocará que los vehículos en dirección a calle San Marcial, calle Junkal o al barrio de Larreaundi deberán desviarse por calles Ermita, Alzukaitz, Bertsolari Uztapide, Arbesko Errota y Pelegrín de Uranzu para desembocar en la plaza Urdanibia y después continuar hasta calle San Marcial o conectar con calle Juncal, o tomar la calle Korrokoitz para llegar a la plaza Urdanibia y dirigirse a Larreaundi.

La parada de autobuses de la plaza Urdanibia permanecerá suspendida, siendo la marquesina más cercana la situada junto a la rotonda de Larreaundi, entre calle San José Obrero y avda. Euskal Herria.