Los árboles talados continúan en el lugar. / Ekologistak Martxan

Ekologistak Martxan y Haritzalde Naturzaleen Elkartea han tenido conocimiento este fin de semana de la destrucción de una superficie considerable de arbolado autóctono ocurrida en una zona rural de Hondarribia, en la ladera del monte Jaizkibel.

«Este hecho se ha producido la semana pasada en un terreno particular, de forma clandestina y sin licencia por parte de la Diputación Foral de Gipuzkoa. Han sido arrasados ejemplares de alisos, sauces, chopos y otras especies de gran envergadura que se situaban en una ladera muy pronunciada. Esta actuación ilegal tiene unas consecuencias nefastas para el medio ambiente, al eliminar un arbolado de gran valor ambiental que ha dejado sin protección una ladera que formaba parte del bosque de ribera de una regata que baja de Jaizkibel. El daño producido es irreparable ya que a la madurez de los árboles se suma el hecho de dejar una ladera sin protección a la erosión con la consecuente pérdida del suelo fértil que irá a parar a la regata produciendo la turbidez de ésta y la consecuente muerte de la vida piscícola», ha asegurado Pilar Barquín, miembro de Ekologistak Martxan.

Los hechos han sido puestos en conocimiento de los guardas forestales de la Diputación Foral de Gipuzkoa, que han intervenido en el momento. «Solicitamos a la Diputación Foral de Gipuzkoa que actúe en consecuencia y abra el correspondiente expediente sancionador ante un hecho deplorable que atenta contra la conservación del medio ambiente», ha señalado Barquín.