Han participado un total de 8 centros escolares. / Ayuntamiento de Irun

El programa Agenda Escolar 2030 está promovido por el área de Desarrollo Sostenible del Ayuntamiento de Irun y cuenta con la financiación de del Gobierno Vasco, a través de su línea de subvenciones. Durante el curso escolar 2021-2022 ocho centros escolares han participado en este programa: Eguzkitza, Hirubide, Mendibil, Pío Baroja, Plaiaundi, Toki Alai, Txingudi Ikastola y Txingudi Institutua. A lo largo del presente curso han abordado los Objetivos de Desarrollo Sostenible y, en concreto, han conocido el número 15 de estos ODS (Vida de los Ecosistemas Terrestres), centrándose en los prados, pastos y ceguera vegetal.

Este jueves se ha celebrado en la Sala Capitular del Ayuntamiento de Irun la audiencia, nuevamente en su formato presencial, en el que los alumnos/as trasladan al Ayuntamiento sus propuestas. El alcalde de Irun, José Antonio Santano ha realizado la bienvenida a los alumnos/as y también ha estado presente el delegado de Movilidad y Desarrollo Sostenible, Borja Olazabal. En el primer trimestre del curso trabajaron en la fase de motivación, comenzando a sensibilizar a la comunidad educativa. En el segundo trimestre se abordó la realización del diagnóstico, tanto del centro escolar como del municipio. El diagnóstico del municipio ha sido realizado por el alumnado y el profesorado de los centros escolares participantes en este programa a través de recursos adaptados a la edad y el nivel de conocimientos de cada ciclo educativo.

A través de estos recursos han podido trabajar el ODS 15 tanto de forma teórica, como a través de actividades prácticas. Estudiantes de educación infantil, primaria, secundaria, bachillerato y formación profesional han desarrollado múltiples actividades tanto en el aula como fuera del centro escolar. El objetivo principal ha sido recoger aportaciones para mejorar la situación del municipio, a través de la observación directa, la experimentación y la reflexión del alumnado.

El foro interescolar, celebrado el jueves pasado, tiene el objetivo de seleccionar las aportaciones más relevantes, en función de las prioridades del alumnado. Entre las aportaciones del alumnado se recogen tanto propuestas para mejorar la situación del municipio como compromisos que cada cual puede adquirir en su vida cotidiana.

Ahora llega el momento de comunicar al Ayuntamiento los compromisos adquiridos por el alumnado de los centros escolares participantes y las propuestas de mejora para cubrir las carencias observadas en el municipio. Para ello, se ha llevado a cabo esta actividad básica de la Agenda Escolar 2030 como es la audiencia municipal. El delegado de Desarrollo Sostenible, Borja Olazabal, ha destacado la vuelta de esta iniciativa a su formato presencial y ha agradecido el trabajo de los alumnos/as: «nos toca tomar nota y seguir trabajando juntos/as por hacer de Irun una ciudad más sostenible. Gracias a las ganas y la entrega que ponen las nuevas generaciones estamos mejor preparados para afrontar los retos que tenemos por delante».