Calle Señor de Aranzate. / Oihana Sánchez

A partir del lunes se realizarán los trabajos de pintado para señalizar la zona para residentes en exclusiva en un tramo de la calle Señor de Aranzate y su trasera. Tras el entorno de la calle Cipriano Larrañaga, ésta será la segunda zona de OTA blanca que se habilite en la ciudad, dentro del compromiso adoptado por el Ayuntamiento de Irun durante el proceso de participación previo al inicio de la reurbanización de la calle San Marcial.

«Al dar a conocer las novedades que traería consigo el cambio en la calle San Marcial, ya anunciamos que habilitaríamos una zona de estacionamiento reservado para los vecinos tanto de la misma calle San Marcial como de su entorno. Como ocurrió con la calle Cipriano Larrañaga, es un compromiso alcanzado con los residentes del entorno que busca ofrecer una alternativa de aparcamiento, que en este caso se sitúa en Señor de Aranzate, con 44 plazas disponibles», explicaba Cristina Laborda, delegada del área de Movilidad y Vía Pública.

En detalle, se limitarán 44 plazas a lo largo de la calle Señor de Aranzate, entre los números 10 y 14, a ambos lados de la calle, así como toda la vía trasera. A diferencia de la zona azul, donde cualquier vehículo puede aparcar en horario de la OTA pagando la tarifa correspondiente, desde el área recuerdan que en esta zona blanca solo pueden aparcar los residentes de la zona 2 que tengan en sus vehículos la tarjeta OTA actualizada, todos los días del año a cualquier hora. «Es decir, no está pensado en ningún caso para el resto de vehículos, aunque el conductor imprima un ticket de estacionamiento», indicaba Cristina Laborda.

Una primera fase de información

La delegada confirmaba que, si bien la zona blanca entrará en funcionamiento una vez queden pintadas las marcas, «lógicamente hará falta un poco de tiempo para ir normalizando la situación, por lo que empezaremos con una fase de información a los conductores como hicimos en el caso del entorno de Cipriano Larrañaga». Cristina Laborda aprovechaba asimismo para informar de que la primera fase de la reurbanización de la calle San Marcial avanza según lo previsto; «como ocurre con otras actuaciones de este estilo, sabemos que pueden ocasionar molestias a los vecinos, por lo que estamos intentando que sean las menos posibles».