El delegado de Vía Pública, Jon Ugarte, junto a Andrea Iglesias, responsable técnica del área. / Ayuntamiento de Irun

El delegado de Vía Pública, Jon Ugarte, acompañado por la responsable técnica Andrea Iglesias, ha informado hoy en rueda de prensa que este mes han empezado los trabajos de la nueva temporada de poda. Se trata de 55 actuaciones por toda la ciudad que se extenderán hasta febrero.

«A lo largo de las próximas semanas veremos por los barrios de Irun una serie de trabajos que son habituales por estas fechas para el correcto mantenimiento del arbolado. Por segunda vez se ha programado un plan de barrios que tiene como objetivo actuar en aquellos árboles que, en función de su especie, requieren de trabajos regulares y también en aquellos puntos que solicitan vecinos de la ciudad», explicaba Ugarte.

En detalle, están previstas en torno a 55 actuaciones por todo Irun. Cabe señalar que una actuación puede incluir diversos árboles que se encuentran en una misma zona; por ejemplo, varios ejemplares en hilera dentro de una misma calle o avenida. Los trabajos son fundamentalmente podas que son necesarias por la extensión que pueden alcanzar las ramas, algunas de las cuales llegan a tocar edificio y ventanas.

De hecho, como explican desde el área, muchas de estas actuaciones se programan en base a peticiones de vecinos afectadas por esta circunstancia. Cabe señalar que, además de actuar en árboles puntuales en base a peticiones de la ciudadanía, hay otros ejemplares que cada dos o tres años, en función de la especie, son objeto de estos trabajos de cuidado.

Jon Ugarte señala que estas actuaciones «son parte de la gestión integral que venimos reforzando para poner en valor nuestro arbolado en el marco del cuidado de nuestros parques y jardines. Las podas son uno de los elementos del plan de arbolado, reforzado en 2017 al crear un contrato específico para el mantenimiento y la gestión de los árboles en el entorno urbano».

En últimos tiempos, fruto de un análisis del el área de Vía Pública, se había determinado que el tratamiento que se debía dar al arbolado tenía que ser más específico y diferenciado del de jardinería. En el marco de esa reflexión, ya en 2014 se realizó además un estudio pormenorizado de todos los árboles de la zona urbana de Irun para tener ‘una foto’ de su estado y aplicar en cada caso las medidas o acciones pertinentes para su gestión y correcto mantenimiento.

«Esta iniciativa permite actualizar la información de la que se disponía en el departamento de Vía Pública, y en consecuencia, diseñar un tratamiento más correcto que ayude a mantener en mejor estado nuestro arbolado, darle el valor que tiene y que no dé problemas en un futuro», añadía el delegado. El presupuesto para este año en el servicio de arbolado es de 306.000 euros.